Actualizado 22/02/2022 18:14

Finlandia reevaluará un proyecto respaldado por la corporación nuclear rusa

La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin.
La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin. - Vesa Moilanen/Lehtikuva/dpa

En directo | Crisis en Ucrania

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, se ha mostrado este martes favorable a realizar un nuevo análisis de riesgos de un proyecto nuclear de la empresa Fennovoima, respaldada por la compañía nuclear estatal rusa, Rosatom, ante la escalada de la tensión en el este de Ucrania.

El proyecto, que aún no ha obtenido el permiso para comenzar, podría contribuir a la producción de armas nucleares en Rusia, según los expertos. El ministro de Economía finlandés, Mika Lintila, ya había adelantado a 'Helsingin Sanomat' que el Ministerio de Defensa tenía intención de evaluar nuevamente el proyecto.

El Parlamento de Finlandia ha abordado este martes la situación de seguridad en Europa, después de que Rusia haya reconocido la independencia de las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk. Marin ha abierto el debate expresándose en la misma línea que el presidente, Sauli Niinisto, que ha indicado que Moscú ha "violado abiertamente" los Acuerdos de Minsk.

Marin, según la información recogida por la emisora pública finlandensa Yle, ha pedido a Rusia "volver a la mesa de negociaciones" y ha advertido de que la situación puede deteriorarse "rápidamente".

"Hacemos un llamamiento a Rusia para que revoque su reconocimiento, ponga fin a sus acciones militares y retire a sus tropas de Ucrania", ha indicado en una rueda de prensa posterior al debate parlamentario.

Marin también ha asegurado que Finlandia respalda "firmemente" la independencia de Ucrania y su derecho a la autodeterminación y, en este sentido, ha indicado que "planea aumentar su apoyo" a Kiev a través de financiación y otros métodos.

En referencia a las sanciones contra Rusia, la primera ministra finlandesa ha indicado que se espera que Moscú las contrarreste imponiendo las suyas propias, pero ha insistido en que cualquier posible represalia de Rusia "ya no es relevante". "Esto no es la clave para la situación. La clave es mostrar pleno a poyo a Ucrania", ha aseverado.

Por su parte, Niinisto ha lamentado que los Acuerdos de Minsk --la 'hoja de ruta' para solucionar el conflicto en el este de Ucrania por la vía política-- están "muertos" y ha señalado que es "difícil" predecir qué va a ocurrir a continuación.

"La crisis ya no es una crisis europea, el Consejo de Seguridad de la ONU ha discutido el asunto", ha explicado, antes de remarcar que Rusia no ha recibido apoyo pero sí críticas. "Si Rusia expande sus operaciones, acabaremos (Europa y Rusia) con unas relaciones más frías que en la Guerra Fría, y por mucho tiempo", ha advertido.

Por otro lado, el presidente finlandés ha señalado que la postura del país como no miembro de la OTAN podría reconsiderarse, a la luz de la situación de seguridad mundial. No obstante, ha remarcado que Finlandia no se enfrenta a una amenaza militar por el momento y que la situación en el mar Báltico permanece en calma. "Sin embargo, no hay cambios concretos en el horizonte", ha precisado.

El presidente ruso, Vladimir Putin, reconoció el lunes la independencia de Donetsk y Lugansk y ordenó horas después la entrada de las Fuerzas Armadas rusas en las mismas en el marco de una "misión de mantenimiento de la paz", unas decisiones criticadas duramente por la mayoría de la comunidad internacional.

Más información