Publicado 31/07/2015 18:14CET

La Fiscalía de Malasia asegura que las acusaciones contra el primer ministro son falsas

KUALA LUMPUR, 31 Jul. (Reuters/EP) -

El recién nombrado fiscal general de Malasia, Mohamed Apandi Ali, ha informado este viernes de que el supuesto borrador que le acusaba al primer ministro, Najib Razak, de corrupción en relación al fondo estatal 1MDB y que fue publicado en la web Sarawak Report es falso y forma parte de un complot para derrocar al líder del país.

El fiscal ha afirmado que los documentos no han sido emitidos por su oficina y ha abierto una investigación sobre la publicación de los mismos. "Este supuesto borrador con cargos (en contra de Najib) indica que hay una conspiración para derrocar al primer ministro mediante su criminalización, y los métodos incluyen manipulación y filtraciones criminales", ha explicado Apandi en un comunicado.

"Los documentos de supuestos cargos no están, ni nunca estuvieron, en la Fiscalía. Además, su formato no es igual al de los escritos en nuestra oficina", ha recalcado Apandi, añadiendo que todo el peso de la ley será aplicado sin excepción a cualquiera que esté implicado en la publicación del borrador.

Sarawak Report, una web con sede en Londres y coordinada por Clare Rewcastle-Brown, publicó el jueves unos documentos que mostraban que el anterior fiscal, Abdul Gani Patail, estuvo a punto de presentar cargos de corrupción contra Najib antes de que fuese reemplazado a principios de esta semana. Rewcastle-Brown se ha reafirmado en la autenticidad de los documentos.

La directora de la web ha asegurado que recibió los materiales y los "verificó con otras personas de alto nivel que sabían lo que estaba ocurriendo". Según ella, han confirmado que a Patail le faltó muy poco para levantar cargos de corrupción contra Najib. "Envié toda la información relacionada con el borrador para que la verificaran con la que ya teníamos", ha recalcado.

EL FONDO DE INVERSIÓN ESTATAL

Las acusaciones de corrupción están relacionadas con el endeudado fondo de inversión 1Malaysia Development Berhad (1MDB) y suponen la mayor amenaza para la credibilidad de Najib desde que tomó el cargo en 2009. El primer ministro preside la junta asesora de esta empresa de propiedad estatal, aunque ha negado haber cogido dinero para su interés personal, asegurando que las acusaciones de corrupción son parte de una campaña malintencionada para quitarlo del poder.

Sarawak Report ha estado publicado informes y documentos que supuestamente incluyen corrupción y mala gestión por parte del 1MDB, cuyas deudas superan los 11.000 millones de dólares (casi unos 10.000 millones de euros). Las autoriades malasias bloquearon el acceso al portal de noticias denunciando que violaba las leyes locales de Internet, en una medida condenada por los diputados y activistas de la oposición.

Un grupo de trabajo del Banco Central de Malasia, la Fiscalía, el departamento de Policía y la Comisión Anticorrupción investigan las acusaciones de soborno y mala gestión financiera en el 1MDB.

Najib destituyó a su viceministro y a otros cuatro ministros en una remodelación del Gobierno, y reemplazó al fiscal general, que según el Ejecutivo estaba enfermo.

Para leer más