Actualizado 14/07/2022 23:00

La Fiscalía de Perú acusa al presidente Castillo de liderar una estructura criminal para el ascenso de militares afines

Archivo - El presidente de Perú, Pedro Castillo
Archivo - El presidente de Perú, Pedro Castillo - EL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

El primer ministro, Aníbal Torres, defiende que Castillo "ha deslindado la corrupción venga de donde venga"

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía de Perú ha acusado al presidente, Pedro Castillo, de liderar una presunta organización criminal dedicada al ascenso de oficiales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional afines al mandatario.

Según la hipótesis del Ministerio Público, el exasesor de Castillo Bruno Pacheco, y el exiministro de Defensa Walter Ayala "habrían operativizado y materializado el proyecto delictivo", gracias al que, junto al presidente, se habrían beneficiado económicamente.

Debido a estas acusaciones, Castillo ha sido citado a declarar ante la Fiscalía el 4 de agosto, un día después de que lo haga Pacheco, quien actualmente está prófugo de la Justicia peruana, apunta la emisora RPP.

El Ministerio Público investigará si Castillo cometió el delito de tráfico de influencias, abriendo así un caso similar al que cerró en su día la exfiscal de la nación Zoraida Ávalos, quien arguyó que no se podía investigar a un presidente durante su mandato.

De acuerdo con las sospechas de la fiscal de la nación, Patricia Benavides, Castillo, Ayala y Pacheco habrían concedido de manera irregular el ascenso a dos miembros del Ejército, otros tres del la Fuerza Aérea y dos más de la Policía Nacional, según informa el diario 'El Comercio'.

La investigación apunta a que Pacheco habría sido el encargado de organizar las promociones fraudulentas desde el Palacio de Gobierno y contando con el apoyo de Ayala desde el Ministerio de Defensa. Además, se estima que se habrían producido reuniones en la sede presidencial con coronales de la Policía Nacional para presionarlos y acometer los presuntos delitos.

ANÍBAL TORRES DEFIENDE A CASTILLO

Horas más tarde, el primer ministro de Perú, Aníbal Torres, ha salido al paso de las acusaciones a Castillo para defender que el presidente se ha desvinculado de cualquier tipo de corrupción sin importar su origen.

"El presidente de la República ha deslindado tajantemente de la corrupción, venga de donde venga. Incluso si proviene de sus familiares más cercanos", ha dicho Torres, según recoge la agencia de noticias Andina.

El 'premier' ha instado a aquellos que acusan a Castillo a que presenten pruebas de los presuntos delitos cometidos por el mandatario. "Hemos pedido una y mil veces que presenten las pruebas, pero no las pueden presentar, simple y llanamente porque no existen", ha dicho.

En este contexto, el jefe de Gobierno ha pedido no ampararse en la libertad de prensa para, con esta excusa, "agredir a las autoridades" o "imputar responsabilidades sin pruebas".

Más información