Francia.- Hollande critica a "los renovadores" en el seminario de verano del Partido Socialista

Actualizado 02/09/2007 20:08:22 CET

Delanoë se presenta como el mayor ganador tras tres días de debates internos

PARÍS, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El primer secretario del Partido Socialista francés (PS), François Hollande, atacó durante el discurso de clausura del seminario que celebra el partido en la universidad de verano La Rochelle a los "renovadores" y las "divisiones artificiales" y los "personalismos" ambiciosos. Sin embargo, el gran triunfador de la cita, celebrada con el objetivo de renovar el programa del PS tras las últimas derrotas electorales, fue el alcalde de París, Bertrand Delanoë.

"Debemos renovarnos", afirmó Hollande, quien abogó por elaborar una "nueva carta de fundamentos" tras las elecciones municipales de marzo de 2008.

"Renovación. La palabra es vieja como el Partido socialista. Tras cada derrota se postula un renovador, a veces varios. Las fórmulas ya se conocen: 'abrid las puertas y ventanas', ¿no lo habéis oído? Como si viviéramos ocultos, como si no hubieran venido 100.000 nuevos miembros", exclamó Hollande.

Conozco todos los defectos del Partido Socialista: las divisiones artificiales, las pugnas de orientación que sólo encubren lealtades personales,... Es necesario terminar con todo eso si queremos terminar con la derecha", afirmó Hollande, quien arremetió contra los "renovadores" del PS que dicen querer cambiar el "software" del partido, afirmando que "el programa informático político no se confunde con un disco duro que se convierte en un disco rayado". Hollande se refería especialmente a a Manuel Valls y Gaëtan Gorce.

PRIMER PASO

Hollande consideró que el PS ha dado en La Rochelle el primer paso hacia el cambio. "Han demostrado con su presencia, con su trabajo aquí (...) que están dispuestos a dar el primer paso para una nueva marcha. Esta marcha, será larga", afirmó el máximo responsable de los socialistas cuatro meses después de la derrota de Ségolène Royal en las presidenciales.

Esta marcha, afirmó ante un millar de militantes, "no consistirá en cambios de comportamiento, en la renovación de personas, de modificaciones estatutarias. Será necesario proseguirla". "No creo ni en la sacudida salvadora, ni en la crisis saludable. Estoy a favor del cambio asumido, profundo, controlado, duradero", explicó Hollande. "No estoy a favor del abandono, la renuncia. No hay necesidad de abandonar nuestros valores para para ser moderno, ya que los valores de progreso y justicia social nunca han más pertinentes que hoy ", concluyó.

"Soy primer secretario desde hace diez años, pero, por desgracia para algunos y suerte para otros, pronto llegaré al término de esta responsabilidad, por lo que les voy a hablar francamente", dijo. "Los Franceses no nos escuchan. Si queremos estar a la altura de la Historia pensad en vuestros talentos y olvidad de una vez por todas nuestros fracasos", sentenció.

DELANOË, MODESTO

Muy solicitado por los medios de comunicación tras la crisis de liderazgo por la que atraviesa el PS pese a la cercanía de las elecciones municipales de marzo de 2008, el alcalde de París, Bertrand Delanoë, jugó la baza de ser modesto en este seminario. "Si sueño con algo por la noche, no es con poder. No tengo cosas extraordinarias que decirles", afirmó.

Sin embargo, Delanoë fue una de las figuras centrales de esta Universidad de verano. Al ser preguntado por la renovación propuesta por Hollande, Delanoë hizo gala de modestia. "Si puedo, como otros, echaré una mano"; incluso en el caso de que propongan a este "ciudadano contratado", afiliado al PS desde hace "treinta y cinco años" y decidido a por permanecer en él hasta su "último o aliento".

Sin embargo, su pose no le impide responder a las cuestiones sobre sus ambiciones para, según dijo, "ser honesto hasta el final". "Veo que hay momentos en los que se muestra interés", reconoció con una media sonrisa, "leo los diarios, escucho a los militantes, escucho a los ciudadanos". "No soy candidato a nada, y puedo ser candidato a cosas", afirmó en referencia a los analistas que le sitúan como el próximo candidato presidencial de los socialistas.