Francia homenajea a los militares muertos en Burkina Faso: "La misión era necesaria"

Burkina Faso.- Macron rinde homenaje a los militares muertos en Burkina Faso: "La misión era necesaria"
REUTERS / PHILIPPE WOJAZER
Publicado 14/05/2019 13:22:37CET

PARÍS, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Francia ha rendido homenaje este lunes a los dos militares que perdieron la vida la semana pasada durante el rescate de cuatro rehenes en Burkina Faso y, por boca de su presidente, Emmanuel Macron, les ha reconocido la condición de "héroes". "La misión era peligrosa, era difícil, pero necesaria", ha esgrimido el mandatario.

Los militares fallecidos, Cédric de Pierrepont y Alain Bertoncello, formaban parte de un comando que la noche del 9 al 10 de mayo lanzó una operación en el norte de Burkina Faso y liberó a dos rehenes franceses secuestrados en Benín, así como a una ciudadana estadounidense y a otra surcoreana.

"Francia es una nación que no olvida nunca a sus hijos", ha declarado Macron en el homenaje a los caídos en Los Inválidos, en presencia de los ataúdes con los cuerpos de los dos militares, de familiares de los fallecidos y de las principales autoridades galas.

"Una vida detenida no es una vida perdida, una vida dada no es una vida perdida", ha declarado Macron, que reconoce el "sacrificio" de las Fuerzas Armadas y la "parte trágica" que conlleva en ocasiones su labor. "Los nombres de los héroes no se borran jamás", ha agregado, según France Info.

Los dos militares fallecidos han sido nombrados a título póstumo caballeros de la Legión de Honor. Macron ha depositado los estandartes junto a los féretros de Bertoncello y De Pierrepont.

DOS REHENES MÁS

El Gobierno francés ha reconocido que no tenía constancia de que hubiese más rehenes junto a los dos ciudadanos galos a los que seguía la pista y que fueron raptados cuando visitan un parque natural en la parte norte de Benín. Así, se encontraron por sorpresa con una estadounidense y una surcoreana al lanzar el operativo.

La rehén surcorana, de la que tan solo ha trascendido que tendría entre 40 y 50 años, ha llegado este martes a su país procedente de Francia, según la agencia de noticias Yonhap. "Estoy bien", ha respondido a los periodistas que le preguntaban por su estado y sin aclarar, por ejemplo, los motivos de un viaje que Seúl ha atribuido a turismo.

Menos se sabe incluso de la ciudadana estadounidense y el Departamento de Defensa norteamericano se ha limitado a decir que tiene más de 60 años. El Departamento de Estado ha explicado que, "por motivos de privacidad", no darán más información al respecto, según fuentes citadas por la cadena de televisión NBC News.

Contador

Para leer más