Actualizado 16/05/2007 01:46 CET

Francia-La Policía interroga a un estrecho asesor de Chirac, siendo alcalde de París, por un caso de corrupción y fraude

PARÍS, 15 May. (EP/AP) -

La Policía sometió hoy a Alain Juppe, antiguo primer ministro y director financiero del Ayuntamiento de París, a un interrogatorio por un caso de corrupción y fraude cometido cuando el jefe de Estado francés saliente, Jaques Chirac, estaba al frente de la alcaldía parisina.

En el caso están implicados cuatro antiguos jefes de gabinete de Chirac, mientras éste ejercía de alcalde de París (1977-1995), según informaron fuentes judiciales. Entre este sentido, Robert Pandraud, Daniel Naftalski, Michel Roussin y Remy Chardon han sido acusados de inapropiación indebida de fondos públicos.

En total, unas veinte personas, incluidos los cuatros jefes de gabinete, están siendo investigadas por su posible participación en el escándalo de los empleos ficticios --a través de los cuales se habría financiado a 200 personas que en realidad trabajaban para el partido de Chirac, el neogaullista RPR-- de los que luego se beneficiaban.

El juez que instruye el caso, según destacaron fuentes judiciales, interrogarían al propio Chirac en relación al caso en junio, una vez que éste haya perdido --a partir de mañana cuando será investido Sarkozy nuevo presidente-- la inmunidad judicial de la que goza en la actualidad como jefe de Estado.

Juppe, quien podría formar parte del nuevo Ejecutivo del vencedor de las elecciones presidenciales, Nicolas Sarkozy, --según especulan los medios-- fue interrogado en calidad de testigo en relación a una trama de trabajos ficticios en la sede del Ayuntamiento de la capital francesa, matizaron las fuentes apelando al anonimato, dado que la investigación está en curso.

Hace tres años, en 2004, Juppe fue condenado por un caso similar a un año de prisión --condena suspendida-- además de ser inhabilitado para ocupar cualquier cargo político durante un período de 14 meses. Poco después de expirar la prohibición, Juppe regresó a la arena política. En año pasado fue reelegido de nuevo alcalde de la ciudad de Burdeos, en el suroeste de Francia.