Actualizado 21/07/2021 17:57 CET

Francia recrudece las medidas en cines, teatros y museos ante la cuarta ola del coronavirus

Archivo - Preparación de una vacuna contra el coronavirus en París
Archivo - Preparación de una vacuna contra el coronavirus en París - AURELIEN MORISSARD / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

Macron convoca un nuevo consejo de defensa para abordar la situación de la variante delta

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Las autoridades de Francia han impuesto nuevas restricciones en cines, teatros, museos y eventos de más de 50 personas ante la cuarta ola del coronavirus, por lo que a partir de este miércoles será necesario presentar test negativos o certificados de vacunación para acceder a este tipo de recintos.

Asimismo, han entrado en vigor las restricciones impuestas sobre determinados eventos deportivos y ferias, según informaciones del diario 'Le Figaro'. Desde el principio de agosto, estas medidas se extenderán a trenes de larga distancia, bares, restaurantes, centros comerciales y hospitales.

El presidente, Emmanuel Macron, ha convocado este mismo miércoles un nuevo consejo de defensa para abordar el avance de la variante delta de la COVID-19 en un momento en que le país se enfrenta a la cuarta ola de contagios, con un "alto riesgo". El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, ha señalado que más de la mitad de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna.

Durante el fin de semana miles de personas han salido a la calle para protestar contra las nuevas medidas del Gobierno, mientras que varios centros de vacunación han sido objeto de actos vandálicos.

La variante continúa su progresión galopante en Francia, donde se han constatado unos 18.000 casos en las últimas 24 horas. Ahora, en aquellos recintos sometidos al "pase sanitario", los asistentes podrán quitarse la mascarilla.

EL PASE DE SALUD NO SERÁ NECESARIO EN ESCUELAS

Por otra parte, el primer ministro de Francia, Jean Castex, ha anunciado durante la jornada que las autoridades no requerirán el certificado de vacunación para acceder a los colegios, a pesar de las peticiones del Consejo Superior de Salud Pública para extender su uso en colegios e institutos.

"Toda nuestra estrategia desde el inicio de la crisis (...) ha consistido en conseguir que los niños de Francia reciban la mayor educación posible", ha justificado Castex, que ha agregado que las autoridades francesas no buscan decir privar a los niños de ir a la escuela si no están vacunados, "sobre todo porque algunos no pueden evitarlo".

En cuanto al certificado de vacunación, Castex ha anunciado una semana de "pedagogía" para evitar las penalizaciones. Tras este período de gracia, "llegará el momento de las sanciones".

Por otro lado, ha garantizado que el Gobierno no tolerará "actos de violencia" en protestas contra la vacunación o el pase de salud por "posturas ideológicas, incluso políticas".

Tras el Consejo de Defensa en el Elíseo, Castex ha advertido sobre la progresión de la ola de contagios de COVID-19 en Francia, avivada por la propagación de la variante delta del virus, según ha recogido BFMTV. En este sentido, ha informado de que el 96 por ciento de los 18.000 casos registrados el lunes corresponden a gente sin vacunar y que los casos han aumentado en un 140 por ciento en una semana.

Por ello, ha pedido a la población que se vacune para detener la propagación de la enfermedad. "En la cuarta ola, ahí estamos", ha dicho, instado a la ciudadanía a "actuar".

Además, ha asegurado que, ante la ralentización del progreso del plan de vacunación contra la COVID-19, las autoridades francesas posibilitarán que cinco millones de ciudadanos puedan coger una cita para inyectarse el inmunizador en los próximos 15 días.

En este sentido, ha indicado que cuatro millones de franceses recibirán su primera dosis durante la última semana de julio y otros cuatro millones en la primera semana de agosto, antes de reafirmar su objetivo de alcanzar los 40 millones de vacunados a finales de julio.

Contador

Para leer más