Las fuerzas gubernamentales combaten con las de Haftar casa por casa para frenar la ofensiva sobre Trípoli

Libia.- Las fuerzas gubernamentales combaten con las de Haftar casa por casa para frenar la ofensiva sobre Trípoli
REUTERS / ISMAIL ZETOUNI
Publicado 28/04/2019 22:39:48CET

TRÍPOLI, 28 Abr. (Reuters/EP) -

Las milicias leales al Gobierno de Trípoli, el reconocido por la comunidad internacional, están combatiendo "casa por casa" contra el Ejército Nacional Libio de Jalifa Haftar, leal al gobierno con sede en el este de Libia, en el sur de la capital y parece que están logrando avances.

Un equipo de Reuters ha podido desplazarse hasta el barrio de Ain Zara, en el sur de la capital, donde ha podido ser testigo de las operaciones de las milicias progubernamentales. Muchos de los combatientes estaban vestidos con vaqueros y camiseta y armados con ametralladoras antiaéreas. La zona tiene calles tan estrechas que las camionetas no pueden pasar por ellas.

Las fuerzas progubernamentales habrían avanzado unos 1.500 metros en comparación con la situación de la línea del frente cuando visitó ese mismo equipo la zona hace unos días. Sin embargo, en otras partes el frente continúa en el mismo sitio con avances y retrocesos de ambas partes.

"Estamos avanzandos. Ahora estamos expulsando al enemigo de la capital", ha explicado un comandante de una milicia de Misrata, Salá Badi, en declaraciones a Reuters.

Libia lleva sumida en una grave crisis política y de seguridad desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011 por los constantes enfrentamientos entre milicias. El país sigue dividido entre el Gobierno del Acuerdo Nacional respaldado por la ONU (GNA) y la administración rival en el este respaldada por el general Jalifa Haftar.

El 4 de abril el ENL de Haftar lanzó su ofensiva contra la capital, controlada por milicias leales al Gobierno del primer ministro Fayez Serraj, reconocido como la autoridad legítima de Libia por la comunidad internacional.

La ofensiva apenas ha logrado avances territoriales, pero la aviación y los bombardeos con artillería han afectado al sur de la capital, escenario principal de los combates. De hecho, la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha tenido que recordar que el bombardeo de instalaciones civiles es un delito contemplado por el Derecho Internacional Humanitario.

Contador

Para leer más