Actualizado 22/11/2020 17:56 CET

El G20 se compromete a proteger a los países más vulnerables de las consecuencias de la pandemia

La presidenta de la Comision Europea, Ursula von der Leyen, asiste de manera virtual a la cumbre del G20
La presidenta de la Comision Europea, Ursula von der Leyen, asiste de manera virtual a la cumbre del G20 - Etienne Ansotte/European Commiss / DPA

Acceso global a las vacunas y recuperación "inclusiva y sostenible", claves para el futuro

MADRID, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El grupo del G20 ha terminado la cumbre telemática de dos días organizada por Arabia Saudí con un compromiso para proteger a las poblaciones y países más vulnerables de los efectos de la pandemia de coronavirus, con vistas a una recuperación "constante y duradera", según han coincidido en su declaración final, publicada este domingo.

"Seguimos dispuestos a apoyar a todos los países en vías de desarrollo y a los países menos avanzados en su lucha contra las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la COVID-19, al tiempo que reconocemos los desafíos específicos a los que se enfrentan África y otras naciones insulares", según la declaración final.

Por ello, el grupo "mantendrá sin escatimar esfuerzos sus compromisos para proteger vidas, brindará un apoyo específico a los más vulnerables" y hará todo lo posible para "volver a colocar la economía en la senda del crecimiento, así como crear puestos de trabajo o proteger los ya existentes".

VACUNA PARA TODOS

En lo correspondiente a la lucha contra el coronavirus, los países del G20 dan su respaldo absoluto a la difusión global de las vacunas contra la enfermedad y garantizar un "acceso asequible y equitativo" a todas las personas.

El grupo además, subraya "la urgente necesidad de controlar la propagación del virus, clave para sustentar la recuperación económica mundial. Estamos decididos a seguir utilizando todas las
herramientas políticas disponibles siempre que sean necesarias para salvaguardar la vida, el empleo y los ingresos de las personas, así como la recuperación económica mundial y mejorar la resiliencia del sistema financiero".

En términos generales, el G20 se compromete a "avanzar en la preparación, la prevención, la detección y la respuesta" a las pandemias globales y a "fortalecer la eficacia general" de las agencias de Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud en particular, de la que recuerdan su "compromiso en favor de la transparencia".

El G20 no se olvida del ámbito anticorrupción. "Seguiremos promoviendo una respuesta a la pandemia desde la integridad a través de un enfoque múltiple entre las partes interesadas, incluidas las organizaciones internacionales, la sociedad civil, los medios de comunicación y el sector privado para prevenir y combatir la corrupción", asegura el grupo.

RECUPERACIÓN SOSTENIBLE

Todo ello, según la declaración, para garantizar una recuperación económica "inclusiva y sostenible" a través de la "aceleración de los esfuerzos para terminar con la pobreza y las desigualdades", con el objetivo final de que "nadie se quede atrás".

En este sentido, el G20 reitera su absoluto respaldo a los acuerdos internacionales y objetivos globales en vigor, desde la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Hoja de Ruta de Desarrollo Juvenil 2025, la promoción de la igualdad de género para reconocer a las mujeres como "motor clave del crecimiento económico" y mitigar el impacto de la pandemia en la población refugiada.

Por último, y en lo que se refiere al medio ambiente, los países firmantes del Acuerdo de París, entre los que ya no se encuentra Estados Unidos, "reafirman su compromiso con su plena implementación, reflejando responsabilidades comunes pero diferenciadas y respectivas capacidades, a la luz de las diferentes circunstancias nacionales".

Tras la publicación de la declaración final, Arabia Saudí ha entregado la presidencia del G20 a Italia, al término de una cumbre en la que sus participantes han desarrollado "una política de Estado que garantizará la restauración y construcción de una economía fuerte, estable y equilibrada", según ha destacado el monarca saudí, Salmán, en su discurso final.

Contador

Para leer más