El Gobierno británico confirma que propondrá este lunes votar la ley del Brexit en los Comunes

Publicado 21/10/2019 12:16:54CET
Protestas contra el Brexit en Londres
Protestas contra el Brexit en Londres - Yui Mok/PA Wire/dpa

LONDRES, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Reino Unido ha confirmado que presentará este lunes ante la Cámara de los Comunes la ley que regulará la salida de la Unión Europea, requisito imprescindible para que los diputados den el visto bueno al plan negociado la semana pasada por el 'premier' Boris Johnson.

La enmienda Letwin aprobada el sábado en la Cámara Baja del Parlamento británico condiciona cualquier aprobación de dicho plan a la tramitación de la Ley del Acuerdo de Retirada, lo que obligó a Johnson a solicitar a regañadientes una prórroga del divorcio --sería ya la tercera-- a la Unión Europea.

El ministerio responsable del Brexit ha confirmado que este mismo lunes intentará que la Cámara de los Comunes se pronuncie sobre la ley, a la espera de ver si el presidente del órgano legislativo, John Bercow, autoriza o no dicha votación. Bercow ya tumbó en su día una iniciativa del Gobierno de Theresa May por entender que no se podía someter a votación el mismo contenido varias veces.

"Los diputados tendrán hoy ante ellos una ley que permitirá que el Brexit sea una realidad el 31 de octubre, que protege el empleo y la integridad de Reino Unido y nos permite avanzar en las prioridades de la ciudadanía como sanidad, educación y delincuencia", ha destacado en la nota el ministro para la salida de la UE, Steve Barclay, según informa 'The Guardian'.

El Ejecutivo, que no tiene aún una mayoría clara en el Parlamento para sacar adelante el texto, tiene como principal argumento que el nuevo acuerdo "elimina el 'backstop'", el plan de emergencia planteado en un principio para evitar una 'frontera dura' en la isla de Irlanda.

El Ministerio de Barclay ha abogado por "respetar los resultados del referéndum" de junio de 2016 y zanjar de una vez por todas los trámites parlamentarios, de tal forma que Reino Unido pueda abandonar el bloque comunitario a finales de mes de forma "ordenada y amistosa".