El Gobierno libio prohíbe la entrada de palestinos, sirios y sudaneses

Publicado 06/01/2015 14:55:19CET

BENGHAZI (LIBIA), 6 Ene. (Reuters/EP) -

El Gobierno libio reconocido por la comunidad internacional ha vetado la entrada de palestinos, sirios y sudaneses por entender que sus respectivos países están perjudicando la seguridad del país norteafricano, inmerso en tensiones constantes desde la caída de Muamar Gadafi.

Libia cuenta con dos gobiernos desde que milicianos armados se hicieron el pasado verano con el control de Trípoli. El Parlamento surgido de las últimas elecciones trasladó su sede a Tobruk y de él ha surgido el Ejecutivo que reconoce la comunidad internacional, liderado por el primer ministro Abdulá al Thinni.

El ministro del Interior de este Gobierno, Omar al Sanki, ha anunciado a Reuters que vetarán la entrada de ciudadanos sudaneses, sirios y palestinos "después de que los servicios de Inteligencia y la Policía hayan determinado que algunos países árabes están perjudicando la seguridad y la soberanía de Libia".

El principal socio militar de Al Thini, el exgeneral Jalifa Aftar, ha acusado en repetidas ocasiones a los Gobiernos sudanés, palestino y sirio de colaborar con Ansar al Sharia y otros grupos islamistas en la ciudad de Benghazi. En septiembre, el primer ministro acusó a Sudán de intentar enviar armas a las autoridades autoproclamadas en Trípoli.

Pese al veto teórico anunciado por el Gobierno sobre determinadas nacionalidades, en la práctica esta prohibición sólo podrá aplicarse en los aeropuertos de Tobruk y Labraq y en los puestos fronterizos con Egiptos. Los pasos que conectan Libia y Túnez y los aeropuertos de Misrata y Trípoli están fuera de su alcance.

Para leer más