El Gobierno macedonio consigue apoyo suficiente para el cambio de nombre del país

Zoran Zaev en el Parlamento acompañado por parlamentarios
REUTERS / STRINGER .
Publicado 11/01/2019 18:01:51CET

BELGRADO, 11 Ene. (DPA/EP) -

El primer ministro macedonio, Zoran Zaev, ha conseguido la mayoría parlamentaria suficiente para rebautizar al país en línea con el acuerdo alcanzado con Grecia, según han informado en un comunicado conjunto este viernes el Gobierno y diputados de la oposición.

El acuerdo allana el camino para que el Parlamento continúe con el demorado debate que culminará con la votación de todas y cada una de las enmiendas, presumiblemente antes de que termine el viernes.

Zaev necesita una mayoría de dos tercios de los 120 diputados para sacar adelante las enmiendas constitucionales, incluida una que rebautiza a la antigua república yugoslava como República de Macedonia del Norte.

La sesión comenzó el miércoles por la noche seis horas después de lo previsto, pero fue aplazada rápidamente mientras Zaev se esforzaba por lograr el respaldo de los diputados opositores al acuerdo. La clave es un pacto con el pequeño partido albanés BESA, que quería un mayor reconocimiento de su grupo étnico.

Retrasos similares marcaron la votación el pasado octubre que inició el procedimiento para cambiar la Constitución, también con una mayoría de dos tercios.

Zaev acordó el cambio de nombre con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, el pasado mes de junio. En virtud del acuerdo, una vez Skopje cimiente el cambio de nombre con las enmiendas constitucionales, Tsipras deberá lograr la ratificación del acuerdo en el Parlamento griego.

El llamado acuerdo de Prespa busca poner fin a la histórica disputa entre Atenas y Skopje por el nombre de Macedonia. Los griegos acusan a sus vecinos del norte de querer robarles la identidad e incluso territorio de su antigua provincia con ese nombre.

En virtud del acuerdo, Grecia dejará de bloquear la entrada de Macedonia en la OTAN y otros organismos internacionales y permitirá que inicie las conversaciones de adhesión a la UE.

Contador