Actualizado 11/12/2017 23:27 CET

Un grupo de adolescentes de Oregón demanda a Trump por no actuar contra el cambio climático

Gesto del presidente estadounidense, Donald Trump
REUTERS / CARLOS BARRIA

NUEVA YORK, 11 Dic. (Reuters/EP) -

Un grupo de adolescentes del estado de Oregón ha demandado al presidente Donald Trump y a varios altos cargos del Gobierno y de empresas petroleras por no combatir el cambio climático a sabiendas de las nefastas consecuencias que tendrá para el planeta.

La demanda no pasaría de ser una mera anécdota de no ser porque la Administración ha intervenido para solicitar abiertamente a los tribunales federales que bloqueen esta demanda porque podría provocar una crisis constitucional.

Un abogado del Departamento de Justicia, Eric Grant, ha argumentado ante el Tribunal de Apelaciones del 9º Circuito, con sede en San Francisco, que si se permite prosperar una demanda así, "cualquier ciudadano tendría derecho virtualmente a demandar a cualquier cargo u organismo del Gobierno", lo que, según Grant, distraería al Ejecutivo de sus funciones.

La demanda fue presentada en 2015 en un tribunal de Oregón por 21 adolescentes que consideran que los dirigentes públicos y de las grandes empresas petroleras conocen las causas y las consecuencias del cambio climático y sin embargo siguen aplicando políticas que lo perpetúan, con lo que estarían violando el derecho constitucional de los demandantes a vivir en un clima habitable.

La demanda original mencionaba expresamente al presidente Barack Obama y a varios de sus altos cargos, pero se han cambiado estos nombres por los de Trump y los altos funcionarios nombrados por este tras asumir el cargo de presidente. Están todos los secretarios de su Administración y varios directores de agencias públicas.

En 2016 un juez de Oregón aceptó la demanda y fijó la fecha del juicio para febrero de 2018. El Gobierno pidió la intervención del 9º Circuito, lo cual fue concedido, y ahora pide una orden judicial que vete el juicio.

Grant considera que la demanda "no tiene fundamentos" y ha advertido de que podría provocar "una confrontación constitucional entre los poderes públicos" debido al número de altos cargos incluidos en la demanda y a que enfrentaría a los tribunales con el Gobierno.

Los jueces del 9º Circuito han preguntado este lunes a Grant por qué se necesita una orden extraordinaria y por qué el Gobierno no puede recurrir al proceso convencional de recursos. "Si fijamos el precedente en este tipo de caso, no habría una frontera lógica", ha señalado la juez Marsha Berzon. De acceder a la petición, el Gobierno no tendría más que pedir paralizar cualquier caso que quisiera.

Grant ha respondido que la particularidad de los demandantes merecía una acción inmediata, pero la abogada de los adolescentes, Julia Olson, ha pedido a los jueces que rechace la petición y que "permita a estos jóvenes presentar sus pruebas ante un tribunal".