El grupo xenófobo Soldados de Odín se expande por los países nórdicos y bálticos

Publicado 02/03/2016 13:29:16CET
LEHTIKUVA LEHTIKUVA / REUTERS

TALLIN/OSLO, 2 Mar. (Reuters/EP) -

El grupo xenófobo Soldados de Odín, que patrulla por las calles de algunas ciudades de Finlandia para 'proteger' a los ciudadanos de los inmigrantes, ha expandido su presencia hasta los países nórdicos y bálticos, provocando la preocupación de las autoridades locales.

Nombrado en honor del principal dios de la mitología nórdica, Soldados de Odín se presenta como un grupo de "patriotas" dispuestos a asumir tareas de vigilancia frente a los inmigrantes. Con unos 250.000 solicitantes de asilo por la región en 2015, este grupo ha provocado el temor a un brote de violencia racista contra los extranjeros.

Los 'soldados' están ahora expandiendo su presencia más allá de Finlandia, ataviados con sus chaquetas negras con el emblema de un vikingo con la boca cubierta con un bandera finesa y el nombre del grupo escrito en inglés.

ESTONIA

En Estonia, el grupo xenófobo celebró su primera reunión a mediados de febrero, con la asistencia de unas 60 personas, según la prensa local. "No queremos que los refugiados lleguen aquí", explicó Indrek Olm, que se identifica como uno de los dirigentes de Soldados de Odín en Estonia.

"Comenzaremos a ir de patrulla para asegurarnos de que no hacen nada ilegal", señaló, en declaraciones a Reuters realizadas a finales de febrero. Este país báltico de 1,3 millones de habitantes no tiene apenas solicitantes de asilo ni refugiados pero las autoridades recelan de la presencia de Soldados de Odín.

"Las bandas de autoproclamada patrulla no aumenta el sentido de la seguridad del pueblo estonio en modo alguno, más bien lo contrario", ha asegurado en Twitter el primer ministro estonio, Taavi Roivas.

NORUEGA

En Noruega, la Policía ha expresado su preocupación por los efectos que la llegada de unos 31.000 solicitantes de asilo al país pueda tener en los grupos de extrema derecha.

"Consideramos que la amenaza del entorno de la extrema derecha aumentará. El tema del asilo está incrementando la actividad de extrema derecha, radicalización y reclutamiento", aseguró el Servicio de Seguridad de la Policía en su último balance sobre amenazas hecho público en febrero.

Soldados de Odín realizaron sus primera patrulla en Noruega el 13 de febrero en Toensberg, una localidad de unos 42.000 habitantes situada a unos 100 kilómetros al sur de Oslo.

"Nuestro objetivo principal es prevenir la violencia, la venta de drogas y no solo los asaltos sexuales", contó en febrero a Reuters Ronny Alte, que se identificaba entonces como portavoz del grupo en Noruega y que luego lo abandonó.

"Si observa esos problemas... El caso es que, desafortunadamente, los inmigrantes, en particular los inmigrantes ilegales, que están sobrerrepresentados en estos casos", afirmó. Soldados de Odín han realizado patrullas en varias ciudades y en otras han sido canceladas por la Policía.

En la ciudad de Kristiansand, en el sur de Noruega, la Policía les dijo a Soldados de Odín que solo podrían distribuir bollos y café. "Cada ciudadano que quiere contribuir a la reducción de la criminalidad y la inseguridad debe ser aplaudido", ha asegurado Jan Arild Ellingsen, parlamentario del populista Partido Progresista, uno de los socios de la coalición que gobierna en Noruega, en declaraciones a la cadena de televisión NRK.

La primera ministra noruega, Erna Solberg, ha dejado claro que rechaza la presencia de Soldados de Odín. "Soldados de Odín no tienen ningún lugar para mantener nuestras calles seguras. Valores peligrosos", ha dicho, en su cuenta oficial de Twitter.

Para leer más