Actualizado 28/09/2015 18:37 CET

La guardia presidencial de Burkina Faso se niega a desarmarse

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Regimiento de Seguridad Presidencial (RSP) de Burkina Faso, responsable del golpe de Estado contra el Gobierno de transición, se niega a desarmarse, a pesar de haberse comprometido a hacerlo, según ha informado este lunes el Estado Mayor de Defensa en un comunicado.

El acuerdo de desarme fue alcanzado entre el Ejército y los golpistas, con la mediación de la comunidad internacional y fue respaldado por los jefes de Estado de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) el 22 de septiembre.

El Ejército ha criticado que el pacto se encuentra en "impasse" después de que el pasado domingo el RSP "crease incidentes y agrediera al personal dedicado a esta misión". Además, ha acusado al general del RSP y líder del golpe, Gilbert Dindéré, de mostrar un "comportamiento ambiguo".

Asimismo, las Fuerzas de Defensa y Seguridad han pedido a los habitantes, especialmente a los de la capital, Uagadugú, y de sus alrededores, que se mantengan alerta e informen si son testigos de comportamientos sospechosos.

El golpe de Estado terminó la semana pasada después de que se liberara al presidente, Michael Kafando, tras la presión internacional y las manifestaciones populares en el país, en las que 11 personas murieron como fruto de la represión y 271 resultaron heridas.

El RSP es leal al expresidente Blaise Compaoré, que abandonó el cargo el año pasado tras las multitudinarias protestas por sus planes de reformar la Constitución para prolongar su mandato. Kafando había asumido la Presidencia interina hasta el 11 de octubre, cuando están convocadas elecciones.

Para leer más