Guatemala.- Rigoberta Menchú dice que sin el Premio Nobel de la Paz habría sido asesinada hace muchos años

Actualizado 12/10/2007 20:51:36 CET

LA PAZ, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

La destacada líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú asegura que sin el Premio Nobel de la Paz que le concedieron en 1992 ya le habrían asesinado hace muchos años. Además, está dispuesta a seguir luchando para llevar el juicio y castigo a los responsables de los crímenes de lesa humanidad en América Latina.

"El Premio Nobel me ha salvado la vida. Yo pienso que en Guatemala me habrían asesinado hace muchísimo tiempo de no haber sido por este galardón. También me ha dado la vida en cuanto que he tenido una tarima y desde allí he podido apoyar muchas causas por la Humanidad", afirma Rigoberta en una entrevista a un diario boliviano. En 1979 su hermano fue secuestrado y desaparecido por las fuerzas militares. En 1980 su madre sufrió la misma suerte y en 1981 su padre fue asesinado durante una masacre ocurrida en la Embajada española. Poco tiempo después, en 1983, su otro hermano fue acribillado en una plaza por fuerzas militares.

Perseguida, exiliada y esclavizada cuando niña en una plantación de café, Rigoberta Menchú soporta sobre sus hombros todo el peso de una lucha que aún continúa. En 1992 el mundo reconoció su trabajo por la justicia social y la reconciliación con el Premio Nobel de la Paz. "Hoy estaría muerta de no ser por aquel galardón", insiste.

La dirigente indígena, que participa en Bolivia en un encuentro mundial de pueblos originarios, dice que el Nobel es una plataforma de lucha desde donde hay que trabajar "incansablemente". Afirma que no tiene nada que perder y que busca la participación de las mujeres y de los familiares de las víctimas del terrorismo de Estado.

Rigoberta recuerda la importancia de fallos fundamentales de la Audiencia Nacional y el Tribunal Constitucional de España contra el genocidio, la desaparición forzada de personas, la tortura, el aniquilamiento y las masacres contra la gente en Guatemala. "Sin el Premio Nobel nadie me habría ayudado", añade.