Actualizado 12/12/2017 08:47 CET

Guillier y Piñera chocan por la economía y la inmigración en su último debate

Sebastián Piñera y Alejandro Guillier durante un debate
REUTERS / IVAN ALVARADO

SANTIAGO, 12 Dic. (Reuters/EP) -

Los candidatos a la Presidencia de Chile se han enfrentado la noche del lunes en un acalorado debate que se ha centrado en el crecimiento económico y en cambios a la política de inmigración, en su último cara a cara antes de la segunda vuelta de este fin de semana.

En un debate televisivo, el exmandatario conservador Sebastián Piñera ha asegurado que de ser elegido "revisará" el sistema tributario modificado por el Gobierno saliente, al tiempo que no ha descartado una eventual rebaja de impuestos a las empresas con el fin de estimular la inversión.

En contraste, el candidato oficialista de centroizquierda, Alejandro Guillier, ha defendido el aumento aplicado a los tributos de las grandes compañías aunque ha precisado que, una vez en régimen, la reforma será evaluada para constatar posibles efectos negativos en las pequeñas y medianas empresas.

"Alejandro está cometiendo otro grave error. Acaba de decir que la reforma tributaria no afectó a la clase media (...) nada afecta más a la clase media que un país que no crece", ha sostenido Piñera, quien ha reiterado que la subida de impuestos ha sido el factor principal del enfriamiento de la economía en los últimos años.

En su respuesta, Guillier ha asegurado que Piñera y su equipo "no son campeones del crecimiento" y ha fustigado al candidato de la derecha por no aprovechar el auge en el precio del cobre, la mayor exportación del país, que durante su período alcanzó niveles récord.

"Echarle la culpa al Gobierno anterior cuando no fue capaz ni de capitalizar (a la cuprífera estatal) Codelco, no me parece que sea una buena gestión", le ha reprochado Guillier. "Si usted echa para atrás la reforma tributaria, no puede compensarlo", ha añadido, en alusión a los aumentos en el gasto público prometidos por ambos para elevar la gratuidad en educación y apoyar mejoras en las pensiones.

INMIGRACIÓN

En cuanto a la inmigración, que en los últimos años ha crecido sustancialmente, Piñera --quien ganó la primera vuelta pero con un apoyo menor al esperado-- ha insistido en estimular la llegada de profesionales de la salud y de otras áreas con déficit en el país.

"Nosotros propusimos una nueva ley de migración con el objetivo central de abrirle las puertas a lo que hace bien a Chile, pero le vamos a cerrar las puertas a los que vienen a causarnos daño", ha prometido Piñera.

Por su parte, Guillier ha defendido que en este tema "conviene ser empático". "En el mundo hay reciprocidad. Si le pones barrera a los extranjeros, le van a poner a los chilenos, ¿cuál es el sentido de complicarnos la existencia? El mundo va a ser de viajeros", ha afirmado Guillier.

Pese a momentos de acalorada discusión, los candidatos han evitado hacer nuevas promesas en busca de ampliar su base de electores de cara a la segunda vuelta del domingo, que los analistas auguran que será reñida pese a la ventaja de casi 15 puntos lograda por Piñera en la primera vuelta.

En esa línea, los votos del joven bloque de izquierda Frente Amplio, cuya candidata logró un sorpresivo 20 por ciento, son vistos como clave para Guillier, aunque el oficialista no ha hecho nuevos guiños al conglomerado durante el debate.

Para leer más