Actualizado 01/01/2020 19:08 CET

Umaro Cissoko Embaló gana las presidenciales en Guinea-Bissau

El presidente electo de Guinea-Bissau, Umaro Cissoko Embaló
El presidente electo de Guinea-Bissau, Umaro Cissoko Embaló - TWITTER DE UMARO CISSOKO EMBALÓ

Su rival rechaza el resultado y recurrirá ante el Tribunal Supremo

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

La Comisión Nacional de Elecciones de Guinea-Bissau ha informado este miércoles de que el ex primer ministro de Guinea-Bissau Umaro Cissoko Embaló ha ganado la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del pasado domingo con un 53,55 por ciento de votos.

Embaló ha derrotado a Domingos Simoes Pereira, que ha logrado un 46,45 por ciento de los votos tras imponerse únicamente en las regiones de Biombo, Bolama/Bijagós y en el exterior, según recoge la agencia de noticias portuguesa Lusa. Umaro Sissoco Embaló en cambio ha ganado en las regoines de Pombali, Quinara, Oio, Bafatá, Gabu y Cacheu.

En los comicios del domingo votaron 555.521 personas, un 71,92 por ciento del censo, lo que supone un ligero incremento de la abstención con respecto a la primera vuelta de los comicios. La primera vuelta se saldó con la victoria de Simoes Pereira, quien recabó el 40 por ciento de los apoyos, mientras que Cissoko Embaló se hizo con el 28 por ciento de las papeletas.

Sin embargo, tanto el presidente, José Mario Vaz, como otros candidatos eliminados en primera vuelta expresaron su apoyo a Cissoko Embaló, quien durante la campaña se describió como un candidato de unidad.

Por su parte, Simoes Pereira, que antes de que se conocieran los resultados oficiales había dicho que los reconocería, ha anunciado finalmente que presentará un recurso ante el Tribunal Supremo. El candidato del PAIGC, el partido que ha dominado la política guineana tradicionalmente, ha denunciado "irregularidades" y "manipulaciones" que constituirían "fraude electoral", además de "pirateo informático", según informa RFI.

PRIMERA TRANSICIÓN PACÍFICA

La segunda vuelta de las presidenciales tuvo lugar tras una nueva crisis política en el país africano y desembocará en la primera transición pacífica de poder, dado que Vaz se convertirá en el primer presidente desde la independencia en 1974 en completar su mandato tras ser elegido democráticamente.

El mandatario se impuso en las elecciones de 2014 como candidato del Partido Africano para la Independencia de Guinea y Cabo Verde (PAIGCV), que abandonó un año después en medio de una crisis con su entonces primer ministro, Simoes Pereira.

El estancamiento político provocó la mediación de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) para lograr un acuerdo que estabilizara la situación antes de las elecciones, si bien semanas antes de la primera vuelta estalló una nueva crisis.

En esta ocasión, Vaz cesó al primer ministro, Aristides Gomes, y nombró a un sucesor rechazado por el Gobierno y la propia CEDEAO, que celebró una cumbre de emergencia para abordar la situación y reclamar al presidente que respetara el acuerdo, por lo que finalmente éste dio marcha atrás.

Esta sucesión de crisis e inestabilidad --incluido el papel del Ejército, que ha estado detrás de una veintena de golpes de Estado desde la independencia, si bien en la última crisis no se posicionó-- ha tenido un impacto en la situación económica de la población, afectada además por la volatilidad de los precios del anacardo, principal fuente de ingresos para más de dos tercios de las familias del país.

Para leer más