Guterres condena "firmemente" la ejecución de una trabajadora del CICR raptada por Estado Islámico en Nigeria

António Guterres
REUTERS / DENIS BALIBOUSE - Archivo
Publicado 16/10/2018 20:48:22CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado "firmemente" este martes la ejecución de una trabajadora del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) secuestrada hace más de siete meses en Nigeria por el grupo yihadista Estado Islámico.

En su comunicado, ha expresado sus "profundas condolencias" a la familia, los amigos y colegas de la mujer, Hauwa Mohammed Liman, y ha trasladado su solidaridad al presidente y al personal del CICR.

"Los responsables de este asesinato deben ser llevados ante la justicia", ha dicho, antes de mostrar su preocupación por la seguridad y bienestar del resto de secuestrados. Por ello, ha reclamado su liberación inmediata.

Por último, Guterres ha resaltado que "todas las partes en conflicto deben proteger a los trabajadores humanitarios que dan ayuda vital a millones de personas que la necesitan en el noreste de Nigeria".

La trabajadora fue ejecutada el lunes por la noche por el grupo islamista de un disparo en la cabeza por ser una "apóstata", según han informado los medios nigerianos. Hauwa fue secuestrada, junto con Saifura Hussaini Ahmed Khorsa y Alice Loksha, en un ataque contra la localidad de Rann, en el noreste de Nigeria, el pasado 1 de marzo.

Saifura, ha recordado el CICR, fue ejecutada el 16 de septiembre, mientras que Alice sigue en cautiverio, junto con Leah Sharibu, una estudiante cristiana de 15 años secuestrada por Estado Islámico en una escuela en Dapchi junto a decenas de estudiantes, que fueron liberadas posteriormente al tratarse de musulmanas.

El grupo dijo en un comunicado que "ha cumplido su palabra". "Saifura y Hauwa fueron asesinadas porque son consideradas apóstatas por el grupo porque fueron musulmanas que abandonaron el Islam en el momento en el que decidieron trabajar con Cruz Roja", indicó.

"Para nosotros no hay diferencia entre Cruz Roja y UNICEF. Si les vemos, mataremos a los apóstatas que están con ellos, hombres o mujeres, y elegiremos si les matamos o nos quedamos con los infieles como esclavos, hombres o mujeres", ha zanjado.

El Gobierno de Nigeria expresó su "tristeza" por la ejecución de la cooperante "pese a las acciones llevadas a cabo y los llamamientos generalizados para salvar a la joven", según un comunicado publicado por el Ministerio de Información.

El titular de la cartera, Lai Mohamed, describió la ejecución como "ruin, inhumana y escandalosa", al tiempo que recalcó que "nada puede justificar el derramamiento de la sangre de personas inocentes".