Publicado 17/12/2021 09:22CET

Hallada en el norte de Irak una fosa común con cerca de diez soldados ejecutados por Estado Islámico

Archivo - Cuerpos de víctimas del grupo yihadista Estado Islámico exhumados de una fosa común en Irak
Archivo - Cuerpos de víctimas del grupo yihadista Estado Islámico exhumados de una fosa común en Irak - Ismael Adnan/dpa - Archivo

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad kurdas han hallado en los alrededores de la localidad iraquí de Kifri (noroeste) una fosa común con los cuerpos de al menos diez soldados en una instalación que el grupo yihadista Estado Islámico utilizó como prisión cuando controlaba la zona.

Mohamed Siasi, un alto cargos de los peshmerga --las fuerzas de seguridad de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí--, ha señalado en declaraciones concedidas a la cadena de televisión Rudaw que las víctimas fueron secuestradas por los yihadistas en 2018.

La fosa común ha sido localizada entre las aldeas de Palkana y Durayi, unos diez kilómetros al oeste de Kifri, cerca de una semana después del entierro en Kocho de más de 40 yazidíes asesinados por el grupo yihadista tras hacerse con el control de parte del norte y el oeste de Irak en 2014.

Irak declaró en diciembre de 2017 el "fin de la guerra" contra Estado Islámico en el país, si bien el grupo yihadista ha continuado perpetrando atentados en distintos puntos del país, entre ellos la capital, Bagdad, y sus alrededores.

Desde entonces, las autoridades centrales y las de la administración kurda han localizado decenas de fosas comunes con cientos de cadáveres, testimonio de las atrocidades cometidas por el grupo yihadista en el marco de su 'califato' en zonas de Irak y de Siria.

Así, las autoridades de Irak iniciaron en junio los trabajos de exhumación de más de 120 cadáveres de una fosa común en la que Estado Islámico enterró a víctimas de la matanza cometida por los yihadistas en 2014 en la cárcel de Badush, donde ejecutaron a cerca de 600 presos, la mayoría de ellos chiíes.

Para leer más