Halladas 15 fosas comunes en la región de Yumbi tras los enfrentamientos interétnicos de diciembre en RDC

Publicado 29/01/2019 23:57:46CET
REUTERS / STRINGER .

KINSHASA, 29 Ene. (Reuters/EP) -

Al menos 15 fosas comunes han sido halladas en la región del noroeste de República Democrática del Congo (RDC) escenario de enfrentamientos interétnicos en diciembre, que se saldaron con cerca de 90 muertos, según ha dicho este martes la Misión de Naciones Unidas en RDC (MONUSCO).

Una misión especial de la MONUSCO que investiga los enfrentamientos en Yumbi ha localizado once fosas comunes y 43 fosas induviduales en los alrededores de la ciudad, así como otras cuatro con al menos 170 cuerpos en Bongende, situada en las cercanías.

"Si bien las conclusiones de esta misión están siendo completados, podemos confirmar que varios cientos de personas, incluidas mujeres y muchos niños, fueron asesinados en circunstancias insufribles", ha dicho la portavoz de la MONUSCO, Florence Marchal.

"La velocidad, el 'modus operandi' y el elevado balance de muertos de la violencia sugiere que estos sucesos fueron planificados y premeditados", ha agregado.

Una disputa en torno al entierro de un jefe tribal es considerado el catalizado de los combates entre las comunidades Banunu y Batende, que llevaron al Gobierno a cancelar la votación en la zona en las elecciones celebradas en diciembre.

Marchal ha subrayado que la situación actual es de relativa calma, si bien ha advertido de que "las tensiones entre las dos comunidades son aún muy evidentes y existe el riesgo de que empeoren".

Según la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, al menos 890 personas murieron entre el 16 y el 18 de diciembre en cuatro localidades del territorio de Yumbi, en la provincia de Mai-Ndombe, en enfrentamientos entre dichas comunidades.

Además de los fallecidos, otras 82 personas habrían resultado heridas en los ataques, si bien la oficina de la ONU cree que "el número real de víctimas sería mayor". Durante la ola de violencia, 465 viviendas y edificios fueron quemados o saqueados, incluidas dos escuelas, un centro de salud, un mercado y la oficina de la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI).

Como resultado de la violencia, buena parte de la población de las localidades afectadas se vio desplazada, incluidos unos 16.000 habitantes que buscaron refugio cruzando el río Congo hacia el país vecino del mismo nombre, según el comunicado de la oficina que dirige Michelle Bachelet.