Publicado 16/05/2022 09:56

Hasán Sheij Mohamud se impone en las elecciones presidenciales en Somalia

Archivo - El presidente electo de Somalia, Hasán Sheij Mohamud
Archivo - El presidente electo de Somalia, Hasán Sheij Mohamud - STUART PRICE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

Hasán Sheij Mohamud, quien fuera presidente de Somalia entre 2012 y 2017, ha logrado la victoria en las elecciones presidenciales celebradas el domingo en el país africano, un proceso celebrado en el Parlamento y que ha contado con un total de tres rondas de votación, en la última de las cuales se ha impuesto al mandatario saliente, Mohamed Abdulahi Mohamed.

Sheij Mohamud ha logrado 214 votos en la tercera y definitiva ronda, en la que ha logrado que el actual presidente, conocido popularmente como 'Farmajo, no se hiciera con la reelección, tras un proceso que ha sufrido numerosos retrasos, lo que ha provocado que Abdulahi Mohamed siga en el puesto pese a que su mandato expiró en febrero de 2021.

La victoria de Sheij Mohamud ha llegado después de que en la primera votación lograra clasificarse con apenas 52 votos, una ronda en la que se impuso el presidente de Puntlandia, Said Abdullahi Deni, quien recabó 65 respaldos. Junto a ellos se clasificaron 'Farmajo', con 59 apoyos, y el ex primer ministro Hasán Alí Jaire, con 47.

Sin embargo, en la segunda ronda el expresidente se puso en cabeza, con 110 votos, clasificándose para la tercera votación junto a 'Farmajo', quien recabó 83. Así, quedaron eliminados Abdullahi Deni, con 68 respaldos, y Alí Jaire, con 63, según ha recogido el portal somalí de noticias Garowe Online.

La tercera y definitiva ronda presenció como tanto Abdullahi Deni como Alí Jaire sumaban esfuerzos para apoyar a Sheij Mohamud, quien se impuso así con 214 votos, por los 110 del presidente saliente. Así, Sheij Mohamud se convierte además en el primer presidente en ser reelegido, tras haber ocupado el cargo entre 212 y 2017.

Antes de la votación definitiva, el presidente electo publicó un mensaje en su cuenta en la red social Facebook en el que pidió el apoyo de los parlamentarios para "completar el viaje de construir juntos la nación". "Nuestro país necesita un gobierno inclusivo", defendió.

Por su parte, 'Farmajo' ha felicitado al ganador por "su elección como décimo presidente de la nación". "Pido a los ciudadanos que le apoyen y rezo por su éxito. Me gustaría dar las gracias a todos los que han contribuido a unas elecciones tranquilas y pacíficas", ha señalado en su cuenta en Twitter.

A las felicitaciones se ha sumado Alí Jaire, quien ha destacado que Sheij Mohamud "ha recibido nuevamente la confianza de liderar el país". "Esta noche, nuestra dura lucha para lograr el poder en el país ha dado sus frutos", ha argumentado.

El actual primer ministro, Mohamed Husein Roble, ha felicitado igualmente al vencedor, así como al Parlamento, a la comisión electoral, a los socios internacionales y a las fuerzas de seguridad, "por una conclusión ordenada y exitosa de las elecciones".

"Me gustaría dar las gracias y felicitar a los miembros del Parlamento por sacar al país de una prolongada incertidumbre electoral", ha puntualizado, antes de reclamar a los somalíes que "apoyen al presidente y le ayuden a superar los desafíos y lograr sus objetivos".

Las elecciones en Somalia no cuentan con sufragio universal. Así, los parlamentarios son elegidos a través de delegados nombrados por líderes de clanes tradicionales y miembros de la sociedad civil seleccionados a su vez por las autoridades regionales.

Posteriormente, son estas personas y los miembros del Senado, que representan a las cinco regiones del país, los encargados de nombrar al nuevo presidente, un modelo que refleja el poder que aún conservan los clanes en el país africano y la ausencia de un Estado con capacidad para controlar la situación en el terreno, en medio de la inseguridad y una corrupción generalizada.

El proceso electoral debió arrancar en diciembre de 2020, con las presidenciales previstas para febrero de 2021, si bien la inseguridad, las tensiones políticas y la falta de financiación han provocado que las legislativas concluyeran finalmente en abril, tras lo que se fijó la fecha de las presidenciales.

La elección ha tenido lugar además en medio de una situación de inseguridad marcada desde hace años por la presencia del grupo terrorista Al Shabaab, que tiene lazos con Al Qaeda y controla partes del sur del país. El grupo ha perpetrado varios ataques durante los días previos a la votación, tanto en la capital como en otras zonas de Somalia.

Más información