El hijo del presidente Raúl Castro gana relevancia en la política cubana

Publicado 18/06/2015 9:24:31CET
Raúl Castro
MARIANA BAZO / REUTERS

LA HABANA, 18 Jun. (Reuters/EP) -

El hijo del presidente cubano Raúl Castro se ha convertido en uno de los más cercanos colaboradores de su padre, asumiendo un papel cada vez más importante en la isla, lo que recuerda el rol que su propio padre solía jugar como soporte de su hermano Fidel.

Alejandro Castro Espín, de 49 años, es coronel del Ministerio del Interior de Cuba y hasta hace poco era una figura poco vista públicamente. Se ha colocado justamente al lado de su padre, enfocado en mejorar las relaciones con Estados Unidos tras décadas de hostilidad.

Cuando Raúl Castro, de 84 años, se reunió en abril con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en un encuentro histórico en Panamá, Castro Espín formó parte del reducido grupo que permaneció en la habitación donde se celebró la entrevista.

"Es evidente que Raúl le está preparando para más responsabilidades, probablemente a un puesto más alto o rango en su oficina", ha indicado Brian Latell, un ex analista de la CIA que ha seguido de cerca durante décadas la trayectoria de la familia Castro. Aún así, parece muy poco probable que Castro Espín se esté preparando para ser el relevo de su padre.

"Raúl está determinado, al igual que su hermano mayor, que esto no se va a ver como una monarquía", ha añadido Hal Klepak, un historiador canadiense que vive en La Habana y ha escrito dos libros sobre el tema militar de Cuba.

El heredero aparente es el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, de 55 años, mientras que Castro Espín descartó la posibilidad de reemplazar a su padre en una entrevista concedida a Mega TV, de Grecia, a principios de este año.

Su alto perfil comenzó a visualizarse el 17 de diciembre del 2014, fecha cuando su padre y Obama anunciaron el inicio del deshielo.

En virtud de un intercambio de prisioneros que formó parte del acuerdo bilateral, Castro Espín, vistiendo uniforme militar, fue el primero que saludó al pie de la escalerilla del avión a tres agentes de inteligencia condenados a largas penas de cárcel en Estados Unidos, que regresaron como héroes a La Habana.

Cuando Raúl Castro se reunió el 10 de mayo en el Vaticano con el Papa Francisco, su hijo estaba cerca de ambos. Raúl Castro desempeñó un papel similar como asesor de su hermano Fidel, de 88 años, el líder de la revolución cubana de 1959 quien renunció a todos sus cargos, incluida la presidencia del país en el 2008.

Su futuro, más allá del 2018, cuando Raúl Castro tiene previsto renunciar a la presidencia, como ha expresado, sigue siendo desconocido, aunque Klepak dice que los altos mandos militares confían en Castro Espín.