27 de mayo de 2020
 
Actualizado 22/05/2020 14:15:39 +00:00 CET

Los hijos del periodista Yamal Jashogi dicen haber "perdonado" a los asesinos de su padre

Homenaje a Yamal Jashogi
Homenaje a Yamal Jashogi - GETTY IMAGES / CHRIS MCGRATH - Archivo

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Salá Jashogi, el hijo del periodista Yamal Jashogi, asesinado en el interior del consulado saudí en Estambul, ha dicho este viernes que él y sus hermanos han "perdonado" a los asesinos de su padre.

"Nosotros, hijos del mártir Yamal Jashogi, anunciamos que perdonamos a los que mataron a nuestro padre, que en paz descanse, con la esperanza de obtener una recompensa de Dios Todopoderoso", ha indicado Jashogi en un comunicado difundido a través de su cuenta de Twitter.

El hijo del difunto periodista ha explicado, un día antes del fin de la festividad del Ramadán, que "en esta noche virtuosa de este mes sagrado", los hermanos recuerdan una frase del Corán que dice que "quien perdone y reconcilie, su recompensa es para Dios", según el comunicado.

Horas después, la pareja sentimental del fallecido periodista, Hatice Cengiz, ha señalado que "nadie tiene derecho a perdonar a los asesinos" y ha recalcado que "su atroz asesinato no prescribe".

"Ni yo ni otros pararemos hasta que logremos justicia para Yamal", ha señalado en su cuenta en la red social Twitter. "Yamal Jashogi se ha convertido en un símbolo internacional mayor que ninguno de nosotros, admirado y querido", ha agregado.

"Yamal fue asesinado dentro del consulado de su país (en la ciudad turca de Estambul) cuando pedía los documentos para completar nuestro matrimonio. Los asesinos llegaron desde Arabia Saudí con premeditación para atraerle, emboscarle y asesinarle", ha resaltado.

Por ello, Cengiz, de nacionalidad turca, ha insistido en que "nadie tiene derecho a perdonar a los asesinos". "Nosotros no perdonaremos a los asesinos ni a los que ordenaron el asesinato", ha remachado.

Jashogi, un periodista crítico con el régimen saudí que vivía fuera del país y que escribía para el diario 'The Washington Post', fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en el interior del consulado de Arabia Saudí en Estambul, donde había acudido para hacer los trámites para poder casarse con su prometida.

Tras varias declaraciones contradictorias sobre lo que le sucedió a Jashogi, el Gobierno saudí reconoció que fue asesinado dentro de la legación diplomática por funcionarios que terminaron desmembrando su cuerpo pero negaron que el príncipe heredero, Mohamad bin Salmán estuviera implicado u ordenara su asesinato.

Esta conclusión contradice a la que llegó la investigación de Naciones Unidas en 2019, según la cual las pruebas apuntan a "un asesinato premeditado y perpetrado de forma brutal" por autoridades saudíes.

La Fiscalía General de Arabia Saudí anunció en diciembre que cinco personas han sido condenadas a pena de muerte por el asesinato y agregó que Saud al Qahtani, ex asesor del príncipe heredero y considerado uno de los principales sospechosos, había sido liberado porque no se han presentado cargos en su contra.

Contador

Para leer más