Franceses y marroquíes protagonizan las primeras tensiones tras la victoria de Francia en el Mundial

Campos Elíseos en París, Francia
Campos Elíseos en París, Francia - GAO JING / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO
Actualizado: miércoles, 14 diciembre 2022 22:45

La Policía francesa dispersa a aficionados en Lyon

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Hinchas franceses y marroquíes han protagonizado este miércoles las primeras tensiones después de que la selección gala haya eliminado este miércoles a la de Marruecos en las semifinales del Mundial de Catar 2022, una cita por la que el Gobierno ha activado un fuerte dispositivo policial ante la posibilidad de que se produzcan graves disturbios.

En Niza, un grupo de aficionados encapuchados ha insultado a la afición marroquí mientras unos y otros tiran bengalas. Varios hombres encapuchados han perseguido a marroquíes, gritando: "Árabes fuera", según ha informado el diario 'Le Figaro'.

Por su parte, en Nantes, se han congregado numerosos aficionados de uno y otro bando que han lanzado fuegos artificiales aunque por el momento no se han registrado detenidos ni heridos en ninguno de los departamentos franceses.

Sin embargo, la tensión ha aumentado poco antes de medianoche en Lyon, en la plaza Bellecour, donde la Policía francesa ha tenido que dispersar a los hinchas con gases lacrimógenos, según ha informado el diario regional Le Progrès.

Por otro lado, miles de aficionados han salido a las calles de la capital de Francia, París. La multitud, guardada por un fuerte dispositivo policial, se ha reunido en los Campos Elíseos con banderas y bengalas para celebrar la victoria del equipo francés, que buscará repetir el título logrado hace cuatro años y el tercero de su palmarés.

En otros puntos del país, como en Burdeos, los aficionados también han salido a las calles con bengalas, fuegos artificiales y bombas de humo, que en departamentos como en Aquitania o los Alpes Marítimos han sido prohibidas por seguridad.

El Gobierno de Francia ha movilizado a 10.000 efectivos de la Policía y la Gendarmería ante posibles disturbios tras el partido en un operativo policial que contará con 5.000 agentes solo en la región de París, la capital.

El Ejecutivo liderado por Macron se adelanta así a posibles movilizaciones como las vividas el sábado, cuando las selecciones de Francia y de Marruecos se impusieron en sus respectivos partidos en cuartos de final. Unas 170 personas fueron detenidas en toda Francia, entre ellas alrededor de un centenar en París.

Leer más acerca de: