27 de febrero de 2020
 
Actualizado 11/06/2018 18:00:50 CET

HRW acusa al TPI de privar a las víctimas de la debida reparación por la absolución a Bemba

Jean-Pierre Bemba
REUTERS / MICHAEL KOOREN

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Human Rights Watch (HRW) ha acusado este lunes al Tribunal Penal Internacional (TPI) de privar a las víctimas del ex vicepresidente y ex líder rebelde de República Democrática del Congo (RDC) Jean-Pierre Bemba de la debida reparación al absolverle de los crímenes cometidos entre 2002 y 2003 en República Centroafricana.

"Hoy, las víctimas de esos abusos se han quedado sin una reparación significativa", ha dicho la ONG a través de un comunicado, subrayando además que esta decisión judicial causará "conmoción entre los supervivientes de violación y otros abusos".

También ha alertado de que la absolución de Bemba podría tener "ecos políticos" en RDC, ya que Bemba es un declarado rival del actual presidente, Jospeh Kabila. "Muchos en RDC creen que el ex fiscal jefe del TPI Luis Moreno Ocampo atacó a Bemba para animar a Kabila a cooperar en la investigación del TPI sobre RDC", ha apuntado.

Asimismo, ha advertido sobre las consecuencias para el propio TPI justo cuando se cumple su 20º aniversario. "Una absolución es un fallo legítimo, pero su impacto se ha magnificado debido al limitado número de casos que han llegado a juicio", a pesar de que La Haya tiene abiertas pesquisas en una decena de países, ha indicado.

El Tribunal Penal Internacional, ha apuntado, se enfrenta a "una prueba clave contra la impunidad". "Sus trabajadores se han comprometido a aprender la lección, ahora deben redoblar sus esfuerzos para garantizar que el TPI puede cumplir su mandato de dar Justicia a las víctimas de los peores crímenes", ha instado.

BEMBA, ABSUELTO

La Sala de Apelaciones decidió el viernes, por tres votos a favor y dos en contra --que emitieron un voto particular-- absolver a Bemba de los dos cargos de crímenes contra la Humanidad --asesinato y violación-- y tres de crímenes de guerra --asesinato, violación y saqueo-- por los que fue condenado en marzo de 2016 a 18 años de cárcel.

El TPI consideró que Bemba era "el origen de la financiación, los objetivos y las pretensiones" del Movimiento de Liberación de Congo (MLC) y que ordenó la entrada de tres batallones --unos 1.500 hombres-- en RCA a petición del entonces presidente centroafricano, Ange-Félix Patassé, enfrentado a quien sería su sucesor, François Bozizé.

La Sala de Apelaciones tumbó el fallo porque el TPI juzgó hechos que quedaban fuera de los cargos imputados y porque cometió "serios errores" en la valoración que hizo de si Bemba "adoptó todas las medidas necesarias y razonables para evitar, reprimir o castigar la comisión por sus subordinados de otros crímenes dentro del alcance del caso".

En concreto, sostuvo que la Sala de Juicios se equivocó al evaluar "la motivación y las medidas" que Bemba podría haber adoptado a la luz de las "limitaciones a las que se enfrentaba para investigar y perseguir los crímenes como comandante remoto que envía a tropas a otro país".

Por todo ello, la Sala de Apelaciones determinó que la condena contra Bemba sea revocada, aunque eso no supone su salida inmediata de prisión, donde lleva diez años. La Sala VII decidirá el 12 de junio si Bemba y otros cinco reos deben ser excarcelados por una sentencia condenatoria paralela sobre crímenes contra la administración de justicia.