HRW y Amnistía instan a Sudán a introducir reformas para acabar con décadas de abusos y proteger los DDHH

Sudán.- El Ejército ordena a los manifestantes que se dispersen en Jartum citando el toque de queda impuesto en Sudán
REUTERS / STRINGER .
Publicado 12/04/2019 1:42:32CET

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las ONG Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional han instado este jueves a Sudán a introducir urgentemente las reformas necesarias para acabar con décadas de abusos y garantizar la protección de Derechos Humanos tras el golpe militar contra el ya expresidente Omar Hasán al Bashir.

Según han indicado, las autoridades sudanesas deben escuchar a los manifestantes, que han estado pidiendo durante meses paz, libertad y justicia. "Este desarrollo significativo refuerza la obligación de las autoridades de hacer frente a las violaciones de los Derechos Humanos sufridas por tantos sudaneses durante las últimas tres décadas", ha indicado la directora adjunta de HRW para África, Jehanne Henry.

En este sentido, Henry ha indicado que "la salida de Al Bashir es un testimonio de la tenacidad de los manifestantes, que han continuado en las calles a pesar de la violenta represión ejercida por el Gobierno".

El ministro de Defensa y vicepresidente de Sudán, Awad Mohamed Ahmed Ibn Auf, ha confirmado este mismo jueves el arresto de Al Bashir, la suspensión de la Constitución y la creación de un consejo militar que dirigirá el país durante los próximos dos años.

Ibn Auf, nombrado vicepresidente por Al Bashir el pasado febrero, será quien encabece el comité militar. Antiguo jefe de la Inteligencia militar, el general también ha sido jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas sudanesas.

"La liberación de detenidos en Jartum, la capital, podría ser un buen comienzo, pero los líderes de Sudán tienen que garantizar también que todos aquellos que han sido injustamente arrestados son puestos en libertad y que los derechos del pueblo sudanés a manifestarse pacíficamente se respetan", ha manifestado Henry.

Ibn Auf se encuentra entre los altos cargos sudaneses sometidos a las sanciones impuestas por Estados Unidos debido a su labor como jefe de la Inteligencia militar en el marco de los ataques contra civiles en Darfur.

Amnistía Internacional, por su parte, ha insistido en que las autoridades deben acabar con la vulneración de los Derechos Humanos tras un "histórico día". "El mundo debe primero reconocer el coraje, la creatividad y la valentía del pueblo sudanés a la hora de demandar sus derechos", ha expresado el secretario general de la organización, Kumi Naidoo.

"Los eventos de hoy deben servir también como una llamada a los líderes de todo el mundo que piensan que pueden salirse con la suya si vulneran los derechos de las poblaciones", ha añadido.

Asimismo, ha expresado su preocupación por las medidas tomadas este jueves después de que se declarara el estado de emergencia durante tres meses e impuesto el toque de queda durante el próximo mes entre las 22.00 y las 4.00 horas. El espacio aéreo y los pasos fronterizos también permanecerán cerrados durante 24 horas hasta nuevo aviso.

"Las autoridades militares de Sudán deben asegurar que las medidas de emergencia non se utilicen para socavar las derechos de la población", ha aseverado Naidoo.

"No debemos olvidar que la justicia se toma su tiempo. Al Bashir está siendo reclamado por haber cometido algunas peores violaciones contra los Derechos Humanos de nuestra generación y tenemos que ver como es llevado ante la Justicia", ha explicado.

Contador