Publicado 02/05/2020 10:15:51 +02:00CET

HRW denuncia una campaña de represión a los medios en Somalia amparada en la pandemia

El jefe de la Policía de Somalia, en una rueda de prensa en Mogadiscio
El jefe de la Policía de Somalia, en una rueda de prensa en Mogadiscio - GOBIERNO DE SOMALIA

MADRID, 2 May. (EUROPA PRESS) -

La ONG pro Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW) ha denunciado que las autoridades somalíes han lanzado una campaña de intimidación a los periodistas del país al amparo de la lucha contra la pandemia de coronavirus en el país africano.

Desde mediados de abril, según la ONG, las autoridades han detenido con arbitrariedad a tres periodistas, acusaron a dos de varios delitos y prohibieron que una estación de radio local transmitiera en un dialecto local.

A día 30 de abril, Somalia había confirmado 601 contagios y 28 muertes por coronavirus, pero el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha advertido este jueves de un "aumento drástico" del número de casos de coronavirus en Somalia y ha agregado que teme que la cifra sea "muy superior" a la confirmada oficialmente por las autoridades del país africano.

Somalia tiene previsto celebrar elecciones generales a fines de 2020 o principios de 2021, posiblemente la primera elección abierta del país en 50 años. En vista de este avance, HRW ha exigido a las autoridades que atiendan al Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se celebra este domingo, para comprometerse a poner fin a los arrestos arbitrarios y el acoso de periodistas.

"Las autoridades somalíes deberían dejar de encarcelar y acosar a los periodistas en el mismo momento en que recibir las noticias es crucial", ha lamentado la directora de HRW para la región del Cuerno de África, Laetitia Bader. "Un medio independiente y protegido contra el abuso es clave para garantizar que los somalíes tengan información para tomar decisiones informadas durante la pandemia", ha declarado.

Por ejemplo, el 20 de abril, en la ciudad de Baidoa, las autoridades detuvieron a un reportero de Voice of America, Mujtar Mohamed Atosh, y lo retuvieron durante dos noches antes de liberarlo el 22 de abril.

Un documento judicial declaró que estaba bajo investigación por cargos de "publicación de noticias falsas y exageradas" y "dar falsas alarmas".

Mujtar, sin embargo, aseguró a Human Rights Watch que la Policía regional le interrogó sobre una noticia del 19 de abril de VOA en la que informó sobre la presunta violación de tres mujeres en el camino entre Mogadiscio y Baidoa y la muerte de una de las agredidas.

También se tiene constancia del interrogatorio, el pasado 14 de abril, de Abdiaziz Ahmed Gurbiye, editor jefe y subdirector del grupo privado de medios Goobjoog, después de dos informaciones que criticaban la respuesta del Gobierno somalí.

Una publicación, concretamente, alegaba que el presidente Mohamed Abdulahi Mohamed 'Farmajo' se había quedado con uno de los pocos respiradores donados recientemente a un hospital en Mogadiscio.

HRW ha pedido así al Gobierno somalí que garantice que el público se mantenga informado y que las personas puedan expresar sus puntos de vista, incluso criticar la respuesta de las autoridades a la crisis.

"El flujo libre de información es especialmente importante para abordar y frenar la pandemia de Covid-19", añade Bader. "El Gobierno debería alentar la cobertura de la pandemia y tomarse en serio las preocupaciones y los temores de las personas, en lugar de tratar de detener el flujo de información", ha pedido, para concluir.

Para leer más