HRW denuncia la detención sin cargos de hasta 40 activistas egipcios desde finales de octubre

Mujeres bajo un cartel de Abdelfatá al Sisi
REUTERS / MOHAMED ABD EL GHANY - Archivo
Publicado 18/11/2018 14:23:13CET

La ONG les da por desaparecidos tras semanas sin noticias ni conocimiento de su paradero

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Policía egipcia y las fuerzas de la Agencia de Seguridad Nacional de Egipto (NSA, por sus siglas en inglés) han detenido a 40 activistas desde finales de octubre de 2018, sin órdenes de arresto previas y sin comunicarles los cargos, denuncia la ONG pro Derechos Humanos Human Rights Watch.

Human Rights Watch ha podido hablar con un abogado, un activista de derechos humanos y dos activistas políticos, que están en contacto directo con las familias de las personas detenidas.

Todas corroboraron que ninguna de las fuerzas de seguridad mostraba órdenes de arresto, y que cuando las familias o los abogados trataban de averiguar dónde estaban detenidos los detenidos, las autoridades no les decían.

Algunos de estos casos pueden ser considerados como desapariciones forzadas. Ocho mujeres están entre los detenidos, y mientras tres de esas mujeres fueron liberadas más tarde, todas las demás personas detenidas permanecen en lugares desconocidos.

"La represión de las agencias de seguridad egipcias ahora se extiende a la desaparición de aquellos hombres y mujeres valientes que han estado tratando de proteger a los desaparecidos y poner fin a esta práctica abusiva", ha declarado Michael Page, subdirector para Oriente Próximo y Norte de África de Human Rights Watch.

"El Gobierno aparentemente quiere aplastar lo que queda de la sociedad civil egipcia", ha lamentado.

Un abogado confirmó que los detenidos habían sido arrestados en redadas domiciliarias, con la excepción de una mujer detenida en el aeropuerto mientras intentaba viajar al extranjero. "Nos están arrestando a todos", ha denunciado el abogado. Una fuente ha estimado que hasta 80 personas podrían haber sido arrestadas, pero Human Rights Watch solo ha podido verificar 40 nombres.

Las fuentes dijeron que algunos de los arrestados estaban involucrados con la Coordinadora Egipcia de Derechos y Libertades, un grupo independiente de Derechos Humanos que se ha estado enfrentando a campañas de desprestigio y ataques a los medios de comunicación a nivel gubernamental durante los últimos meses.

Las fuerzas de seguridad han mantenido a su director ejecutivo, Ezzat Ghoniem, un abogado, incomunicado desde el 4 de septiembre, a pesar de una orden judicial para liberarlo.

Los arrestados incluyen a Hoda Abdel Moneim, una abogada de 60 años y ex miembro del Consejo Nacional de Derechos Humanos oficial. Abdel Moneim también fue portavoz de la Coalición de Mujeres Revolucionarias de Egipto, un grupo islamista que se opuso a la expulsión por la fuerza del ex presidente Mohamed Mursi.

Tanto la familia como los abogados de Abdel Moneim dicen que no han podido averiguar dónde está. Human Rights Watch revisó varias consultas oficiales enviadas por su abogado al Ministerio del Interior y a la Oficina del Fiscal General. No han recibido respuesta, según un abogado. Sin embargo, la familia recibió información que sugiere que estaría detenida en una de las oficinas centrales de la NSA en El Cairo.

Los detenidos también incluyen a Mohamed Abu Hourayra, ex portavoz de la Coordinación Egipcia para los Derechos y las Libertades; su esposa, Aisha Jairat al Shater, activista pro-Hermandad Musulmana, que también es hija del vicepresidente encarcelado de Hermanos Musulmanes, Jairat al Shater; Bahaa Ouda, un activista político que también es hermano de un ministro encarcelado en el Gobierno del ex presidente Mursi; Tareq El Salakawi, un abogado; y Soumayya Nassef, activista de derechos humanos.

Estos arrestos se han producido incluso cuando el presidente del país, Abdelfatá al Sisi, ordenó una revisión de la abusiva ley de 2017 que restringe las actividades de las organizaciones no gubernamentales.