Hungría convoca al embajador austriaco para quejarse por las declaraciones de Faymann

Actualizado 12/09/2015 19:32:01 CET

BUDAPEST, 12 Sep. (Reuters/EP) -

El Gobierno húngaro ha convocado al embajador austriaco después de que el canciller de Austria, Werner Faymann, comparara la política de refugiados de Hungría con las deportaciones nazis en una entrevista publicada este sábado por el semanario alemán 'Der Spiegel'.

El Ministerio de Exteriores de Hungría ha anunciado su decisión de convocar al embajador austriaco el lunes por las declaraciones de Faymann. Además, el ministro de Exteriores húngaro, Peter Szijjarto, ha declarado a la agencia de noticias nacional MTI que los comentarios de Fymann son "indignos de un líder europeo del siglo XXI".

Según Szijjarto, el canciller austriaco protagoniza desde hace semanas una "campaña de mentiras" contra Hungría y ha acusado a Faymann de hacer más difícil el hallazgo de una solución europea común a la crisis de refugiados por "realizar declaraciones irresponsables que crean falsas ilusiones y sueños injustificados en inmigrantes económicos".

Este hecho supone una escalada de las tensiones entre ambos países, mientras Europa se esfuerza por lograr un acuerdo común en torno al gran flujo de inmigrantes y refugiados que se ha producido en el continente en las últimas semanas.

El canciller austriaco ha afirmado en 'Der Spiegel' que la decisión de Hungría de "subir a refugiados en trenes para enviarlos a un lugar completamente diferente al que se piensan que van" le recuerda al "capítulo más oscuro en la historia del continente".

El 3 de septiembre, un grupo de inmigrantes se subió en un tren en Budapest creyendo que se dirigía a la frontera con Austria, pero el convoy se detuvo a 35 kilómetros de la capital, en Bicske, donde las autoridades húngaras habían instalado un campamento. La Policía antidisturbios obligó a los refugiados a descender de los vagones.

Faymann ha criticado también al primer ministro húngaro, Viktor Orban, por perseguir únicamente una política de disuasión y actuar "irresponsablemente" al considerar inmigrantes económicos, en lugar de refugiados, a todas las personas que han llegado a Europa a lo largo de los últimos meses.

Asimismo ha reprochado que haya gobiernos que pretendan distinguir a los refugiados en función de su credo, de si son cristianos o musulmanes. "Dividir los Derechos Humanos en función de la religión es inaceptable", ha subrayado el canciller austriaco.

Para leer más