Un incendio destruye miles de máquinas de voto a diez días de las presidenciales en RDC

Joseph Kabila
REUTERS / KENNY KATOMBE - Archivo
Actualizado 13/12/2018 17:58:55 CET

El Gobierno señala a la oposición mientras que esta ve detrás del siniestro la "mano negra" de Kabila

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Miles de máquinas de voto y urnas para las elecciones presidenciales del próximo 23 de diciembre en República Democrática del Congo (RDC) han quedado destruidas como consecuencia de un incendio que se ha producido durante la pasada madrugada en Kinshasa y que las autoridades sospechan que es de origen criminal, mientras la oposición acusa al Gobierno de buscar aplazar la votación.

Kikaya Bin Ramazani, consejero diplomático del presidente Joseph Kabila, ha indicado que el "incendio criminal" en el depósito central de la Comisión Electoral Independiente (CENI) en Kinshasa ha destruido miles de máquinas de voto y urnas.

"Los enemigos de la democracia pasan a una velocidad superior", ha denunciado, apuntando con ello a la oposición, que ha rechazado en todo momento el uso de las máquinas de voto en las elecciones de las que debe salir el sucesor de Kabila, quien debería haber dejado el cargo en diciembre de 2016 tras cumplir los dos mandatos previstos por la Constitución. No obstante, Ramazani ha asegurado que "hay soluciones de recambio disponibles", según informa el medio local Actualité.

El viceprimer ministro y ministro del Interior, Henri Mova, también ha apuntado a que se trata de un incendio intencionado. "El fuego tiene dos puntos de inicio lo que lleva a pensar que la simultaneidad fue intencionada", ha subrayado.

"Así pues, pensamos en un incendio de origen criminal pero no se puede afirmar con certeza en estos momentos", ha reconocido, recordando que ha habido personas que han hablado "contra las máquinas de votación y ha sido justo estas las que han ardido, aunque no hay que apresurarse en sacar conclusiones".

"Lo que es seguro es que las elecciones se celebrarán el 23 de diciembre, que la población esté tranquila", ha añadido Mova, asegurando que el Gobierno se esforzará para que así sea. También la CENI ha señalado que pese al incendio, que comenzó hacia las 2.00 horas, "el proceso electoral continúa".

En declaraciones posteriores a la prensa, el presidente de la CENI, Corneille Nangaa, ha hecho balance de las pérdidas y ha recalcado en que se descarta aplazar los comicios. Según ha indicado, se han destruido 8.000 de las algo más de 10.000 máquinas de voto previstas para Kinshasa, así como casi la mitad de las cabinas de voto, tinta indeleble, 800 motos nuevas y 15 vehículos. También ha quedado destruido material de los ciclos electorales de 2006 y 2011.

"Sin minimizar la gravedad de esta situación perjudicial para el proceso electoral, la CENI trabaja para la continuación del proceso conforme a su calendario", ha asegurado Nangaa, que ha precisado que la pérdida de material electoral se suplirá con el excedente que tiene la CENI.

Por su parte, el Frente Común para Congo (FCC), el partido de Kabila, ha acusado al candidato opositor Martin Fayulu, recordando que hace unos días había llamado a sus partidarios a "destruir material electoral". Asimismo, ha denunciado el silencio de la comunidad internacional respecto a las acciones de Fayulu y ha animado a la población a mantener la calma y "proteger con determinación el proceso electoral".

LA OPOSICIÓN ACUSA AL GOBIERNO

Desde la oposición se ha señalado directamente a Kabila y su Gobierno de estar detrás del incendio en un intento de postergar las elecciones, que deberían haberse celebrado en diciembre de 2016 pero han sido postergadas por diversos motivos desde entonces.

Martin Fayulu, candidato de la coalición Lamuka de la que forman parte los históricos opositores Jean-Pierre Bemba y Moise Katumbi, ha sostenido desde Goma ha afirmado que lo ocurrido demuestra que "el bando Kabila no quiere organizar las elecciones".

Según el candidato opositor, tras comprobar que la oposición no iba a boicotear los comicios pese a sus críticas contra las máquinas de voto y llamaba a la población a votar ha optado por incendiar el depósito de la CENI "para decirnos que no están dispuestos a organizar las elecciones".

Asimismo, ha expresado sus dudas de que se haya podido producir un incendio en un edificio custodiado por guardias republicanos. Así las cosas, ha reclamado una investigación internacional que determine las causas de lo ocurrido ya que podría afectar la celebración de los comicios en la fecha prevista.

El otro principal candidato de la oposición, Etienne Tshisekedi, ha coincidido en señalar hacia el Gobierno. "El poder no ha querido nunca organizar buenas elecciones, no ha querido de hecho las elecciones", ha subrayado.

"¿Como puede ser que el lugar que debería ser uno de los más protegidos de la república en estos momentos pueda quemarse tan fácilmente?", se ha preguntado, al tiempo que no ha descartado que cuando concluya la investigación se acuse a la oposición de lo ocurrido.

Olivier Kamitatu, portavoz de Katumbi --uno de los principales líderes opositores al que se impidió registrarse como candidato--, ha hablado de "mano negra que se cierne sobre las elecciones. "A unos días de las elecciones un violento incendio se ha declarado en Kinshasa en el principal depósito de la CENI" y ha dejado "daños considerables", ha destacado.

También ha expresado su escepticismo el movimiento ciudadano Lucha para el cambio por la "coincidencia" de que el incendio se haya producido un día después de que el responsable de la CENI, Corneille Nangaa, reconociera "graves retrasos en el despliegue del material" electoral.

Para la ONG de Derechos Humanos ASADHO el incendio se enmarca "dentro de la estrategia de impedir las elecciones para que Kabila siga en el poder".