Actualizado 21/07/2016 19:38 CET

India busca alternativas a las pistolas de perdigones para la Policía en las manifestaciones

NUEVA DELHI, 21 Jul. (Reuters/EP) -

El ministro de Interior indio, Rajnath Singh, ha asegurado que el Gobierno reconsiderará el uso de pistolas de perdigones por parte de las fuerzas de seguridad para contener multitudes, tras el descontento social a causa de los múltiples heridos que han dejado las armas en la región de Cachemira.

Singh ha reconocido que una persona murió por culpa del uso de este tipo de armas y que alrededor un total de 53 personas han sufrido daños en los ojos en los últimos seis años. "Es un hecho que la gente es herida por este tipo de armas", ha añadido. Siete personas han muerto desde 2010 a causa de este método.

Autoridades sanitarias han informado de que tras los enfrentamientos en Cachemira más de 280 personas han tenido que ser tratadas a causa de heridas por este tipo de armas.

Singh ha asegurado ante varios diputados que el Gobierno designará un grupo que estudiará una alternativa a las pistolas de perdigones. "Crearemos un comité de expertos que entregarán un informe dentro de dos meses para que estos incidentes no se repitan en el futuro", ha asegurado. Amnistía Internacional también ha instado al Gobierno indio a buscar métodos "menos dañinos".

A pesar de estar considerada un arma no letal, varios policías han reconocido que se han visto obligados a usarlas a corta distancia para protegerse de turbas.

Insha Malik, una estudiante de 15 años, fue herida en el ojo por un perdigón mientras observaba una manifestación desde la ventana de su casa en el sur de Cachemira. Su padre, Mushtaq Ahmad, asegura que nunca podrá volver a ver por ese ojo.

Para leer más