India denuncia que hay más de 200 combatientes a la espera de entrar en Cachemira desde Pakistán

Publicado 07/09/2019 13:49:42CET
Un soldado indio en Cachemira
Un soldado indio en CachemiraMasrat Zahra/ZUMA Wire/dpa - Archivo

NUEVA DELHI, 7 Sep. (Reuters/EP) -

El Gobierno indio ha denunciado este sábado que hay más de 200 combatientes en territorio controlado por Pakistán a la espera de cruzar hacia la parte de Cachemira controlada por India en una nueva acusación contra Islamabad por la inestabilidad en este territorio en disputa.

"Hay unas 230 personas preparadas para infiltrarse desde distintas partes de Cachemira", ha afirmado el asesor de Seguridad Nacional indio, Ajit Kumar Doval, en declaraciones a la prensa.

La cifra se deduce de intercepciones de comunicaciones de radio e informes de los servicios secretos con presencia en la zona. Algunos de estos milicianos habrían sido ya detenidos por las fuerzas de seguridad indias.

"Un gran número de armas están siendo introducidas de contrabando y les han dado orden a la gente de Cachemira de que generen disturbios", ha añadido Doval, considerado uno de los grandes defensores de la suspensión de los organismos políticos de Cachemira para su integración total en India, detonante de la última crisis.

Desde inicios de agosto las autoridades indias han suspendido derechos en la Cachemira bajo su control para intentar frenar las protestas y la violencia. Algunas restricciones han sido ya retiradas, pero se mantienen en lo que respecta a los servicios de telefonía e Internet con el argumento de que podrían ser utilizados para fomentar los disturbios, ha explicado Doval.

"Nos gustaría levantar todas las restricciones, pero depende de cómo se comporte Pakistán. Es una situación de estímulo-respuesta. Si Pakistán empieza a comportarse y los terroristas dejan de intimidar e infiltrarse; si Pakistán deja de enviar señales a sus operativos a través de sus torres, entonces podremos levantar las restricciones", ha indicado Doval.

Como ejemplo, Doval ha puesto un incidente protagonizado por un empresario de manzanas con su negocio en Sopore y la actitud de los separatistas animados por Pakistán pidiendo que se interrumpiera el comercio de camiones de manzanas. "Cuando los camiones empezaron a moverser, hubo repetidos mensajes de Pakistán pidiendo que pararan", ha asegurado Doval.

El viernes dos milicianos atacaron la vivienda del mercader de manzanas en Sopore e hirieron a su hijo de 25 años y a su nieta de dos años. Los dos hablaban en idioma punyabi, por lo que podrían proceder de Pakistán, según Doval.

EL CONFLICTO

Pakistán e India se disputan la región de la Cachemira histórica desde 1947 y se han enfrentado por ella en dos de las tres guerras que han mantenido desde su independencia de Reino Unido. En 1999 hubo un breve pero intenso enfrentamiento militar entre ambas potencias nucleares y desde 2003 se mantiene una frágil tregua.

En la zona operan grupos separatistas que abogan por la independencia o la unión con Pakistán. Nueva Delhi acusa a Islamabad de patrocinar estas milicias, pero los paquistaníes niegan toda implicación y aseguran que su apoyo a los separatistas es meramente moral y diplomático. Las estimaciones cifran en unos 45.000 los fallecidos debido a este conflicto desde finales de la década de 1980.

Las tensiones entre ambos países alcanzaron su máximo en los últimos años tras el atentado perpetrado el 14 de febrero en la localidad de Pulwama, en la Cachemira india, que se saldó con la muerte de 40 agentes. La autoría del atentado fue reclamada por el grupo armado Jaish-e-Mohammad (JeM), tras lo que India acusó directamente a Pakistán de estar implicado en el ataque, lo que fue rechazado de plano por Islamabad.

En el primer semestre de 2019 han muerto más de 300 personas en la región, según los datos recopilados por el Armed Conflict Location and Event Data Project (ACLED). La cifra es la peor desde que empezó a recabar datos en 2016.

Contador

Para leer más