Un individuo mata a un policía y hiere a otros cuatro antes de ser abatido en Denver (Colorado)

Policía en Denver
REUTERS / HANDOUT .
Actualizado 01/01/2018 6:25:05 CET


NUEVA YORK, 1 (EUROPA PRESS)

Un individuo ha matado a un policía y herido a otros cuatro antes de ser abatido en el sur de Denver, Colorado, Estados Unidos, según ha informado la Oficina del Sheriff del Condado de Douglas. Otras dos personas, civiles, han resultado heridas.

Los agentes acudieron al lugar del incidente, los apartamentos Copper Canyon --a 26 kilómetros al sur de Denver--, tras recibir un aviso por violencia doméstica sobre las tres de la mañana, pero fueron recibidos a tiros. "Cinco agentes resultaron heridos de bala por el sospechoso. Se ha confirmado la muerte de un agente", ha informado en Twitter la Oficina del Sheriff.

"El sospechoso ha recibido disparos y se cree que está muerto. Ya no supone una amenaza, pero sigue siendo una escena de un crimen activa, por lo que los agentes estarán en la zona durante un tiempo", ha añadido.

El tirador ha sido identificado como Matthew Riehl, un varón de 37 años de edad con numerosos antecedentes, según ha explicado después el Sherriff Tony Spurlock, quien ha señalado que en principio no estaban claras las circunstancias.

"Todos fueron disparados muy, muy deprisa y fueron cayendo abatidos uno tras otro en cuestión de segundos", explicó Spurlock en declaraciones a los medios, para incidir en que se trató de una "emboscada".

Cuando llegaron para responder al aviso lanzado a las 3 de la mañana, los agentes se encontraron con dos hombres que estaban en el apartamento. Uno de ellos les dijo que el otro estaba "actuando de forma extraña y que podría estar sufriendo un ataque mental". Tras comprobar que no se había cometido ningún delito, los agentes se retiraron.

Sin embargo, sobre las 5:15 horas los agentes volvieron al lugar tras una segunda llamada. Después de acceder a la residencia, el sospechoso abrió fuego desde un dormitorio, matando al agente Zackari Parrish, de 29 años, e hiriendo a otras tres personas. El joven, que deja dos niños pequeños, se había unido a la fuerza policial hacía sólo siete meses.

"Cuando le dispararon y fue abatido, los otros agentes le rodearon e intentaron evacuarle, pero fueron incapaz debido a sus heridas", señala Spurlock.

En torno a las siete de la mañana, un equipo de los SWAT entró en el apartamento y hubo más intercambio de disparos. Riehl fue asesiniado y otros cuatro agentes resultaron heridos: Mike Doyle, de 28 años; Taylor Davis, de 30; Jeffrey Pelle, de 32; y Tom O'Donnell, de 31. Todos fueron trasladados al hospital y se encuentran en situación estable.

En cuanto a los dos civiles que también recibieron disparos, su identidad no ha trascendido aunque Spurlock señaló que probablemente sean inquilinos de los apartamentos vecinos. Sus heridas no han hecho temer por sus vidas.

Tras el incidente se habilitó un centro de acogida en el gimnasio East Ridge Rec Center para los afectados y quienes necesitaran.

El Presidente Donald Trump condenó en Twitter lo ocurrido: "Mis más profundas condolencias a las víctimas del terrible tiroteo en el Condado de Douglas, al sheriff y a sus familias".