Publicado 01/02/2021 09:28CET

Ingresado el vicepresidente de Zanzíbar tras negar el presidente de Tanzania que en el país haya casos de coronavirus

El presidente de Tanzania, John Magufuli
El presidente de Tanzania, John Magufuli - CCM / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de Zanzíbar, Seif Sharif Hamad, ha sido ingresado en un hospital de Tanzania tras contraer el coronavirus, a pesar de que el presidente del país, John Magufuli, ha asegurado que no hay casos en el país y recientemente ha alertado contra una campaña de vacunación.

"Es cierto que estoy en el hospital Mnazi Mmoja, donde estoy siendo tratado por COVID-19", ha dicho el propio Hamad en declaraciones al diario tanzano 'The Citizen'. "Mi esposa está aislada en casa", ha agregado el político, presidente del opositor ACT Wazalendo.

Asimismo, ha dado las gracias a los tanzanos que le han deseado una pronta recuperación y ha resaltado que su estado "está mejorando". "Concuerdo con el llamamiento de ACT Wazalendo en el que se pide que se sigan adoptando precacuiones", ha añadido a través de su cuenta en la red social Twitter.

Sin embargo, el ministro de Sanidad en funciones de Zanzíbar, Said Mohamed Simai, ha resaltado que no tiene constancia de la hospitalización de Hamad. El Gobierno central no se ha pronunciado por el momento sobre la situación, si bien ACT Wazalendo ha confirmado que su líder ha dado positivo en las pruebas por coronavirus.

Magufuli se pronunció la semana pasada contra la vacunación y dijo que "las vacunas son peligrosas". "Si el hombre blanco fuera capaz de crear vacunas debió haber encontrado una para el sida, para la tuberculosis, para la malaria, para el cáncer", dijo.

"No pensemos que nos quieren mucho. Este país es rico. África es rico y todo el mundo tiene envidia de nuestra vasta riqueza. Tenemos que tener mucho cuidado", sostuvo el presidente, quien en junio de 2020 dijo que el país había derrotado a la pandemia con la ayuda de los rezos a Dios.

De esta forma, Magufuli reclamó a la población que siga rezando. "Hemos vivido más de un año sin el virus porque nuestro Dios es capaz y Satanás siempre fracasará. El Ministerio de Sanidad debe tener cuidado y evitar la tentación de convertirnos en un país donde los ensayos con vacunas se llevan a cabo con libertad", zanjó.

La gestión de la pandemia por parte del Gobierno de Tanzania ha sido criticada en numerosas ocasiones debido a la falta de restricciones y la ausencia de datos oficiales sobre contagios y fallecidos desde principios de mayo de 2020.

Para leer más