La inseguridad dejó más de 320.000 desplazados en Somalia en 2018, récord en cuatro años

Desplazados internos en Somalia
NRC - Archivo
Publicado 28/02/2019 10:33:54CET

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Más de 320.000 somalíes se vieron obligados a abandonar sus hogares en 2018 para huir del conflicto y la inseguridad en el país, lo que supone una cifra récord en los últimos cuatro años, según ha denunciado el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC).

La cifra es un 50 por ciento superior a los 202.000 desplazados internos que se registraron en 2017, siendo las zonas más afectadas por el desplazamiento aquellas en las que la violencia ha sido más intensa, como la región de Bajo Shabelle.

El país se enfrenta desde hace años a las acciones del grupo terrorista Al Shabaab, vinculado a Al Qaeda y que comete con frecuencia ataques contra las fuerzas de seguridad pero también atentados en Mogadiscio. Además, en los últimos tiempos Estado Islámico también está tratando de tomar posiciones en el país.

"Estamos alarmados por marcado incremento en el número de civiles forzados a huir de sus casas en Somalia", ha señalado Evelyn Aero, asesora regional del NRC en un comunicado. "El conflicto está empeorando para los civiles, dejando a miles más sin hogar y si esta preocupante tendencia continúa, podría llevar a una catástrofe", ha prevenido.

"Estas familias se refugian en campos para desplazados atestados en Somalia, viviendo en refugios endebles. Son vulnerables a la malaria, los desalojos, la inseguridad y la violencia de género", ha subrayado, incidiendo en que los niños pequeños "son especialmente vulnerables a la desnutrición y las enfermedades". "Necesitan urgentemente más ayuda para sobrevivir", ha subrayado Aero.

En total, en la actualidad hay en Somalia 2,6 millones de desplazados internos, algunos de los cuales también se han visto forzados a abandonar sus lugares de origen por el impacto de la sequía, las inundaciones o por desalojos forzosos, ha resaltado la ONG.

El NRC ha aprovechado para instar a todas las partes en el conflicto a respetar el Derecho Internacional Humanitario --que exige proteger a los civiles-- y se adopten todas las medidas posibles para proteger a los civiles más vulnerables y reducir el desplazamiento masivo, recordando que "los civiles no son un objetivo".

La ONU ha solicitado más de 1.000 millones de dólares este año para atender las necesidades humanitarias en Somalia pero, según el NRC, por ahora solo se han recibido 67 millones de dólares. "Si la ayuda no aumenta, algunos programas vitales como los de comida, agua o salud podrían verse reducidos", ha prevenido la ONG.

Por ello, ha pedido a los donantes y la comunidad internacional que aumenten su apoyo a Somalia y respondan ante el "sufrimiento de las familias desplazadas somalíes que necesitan urgentemente ayuda".

Contador

Para leer más