Actualizado 24/04/2018 15:34:02 +00:00 CET

Irak firma un acuerdo para reconstruir la mezquita de Al Nuri, desde donde Estado Islámico proclamó su 'califato'

Mezquita de Al Nuri
REUTERS / ALAA AL-MARJANI - Archivo

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Irak y Emiratos Árabes Unidos (EAU) firmaron el lunes junto a la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) un acuerdo para la reconstrucción de patrimonio histórico en la ciudad de Mosul, siendo el proyecto más destacado el de la mezquita de Al Nuri, destruida en 2017 y desde la que el líder de Estado Islámico, Abú Bakr al Baghdadi, proclamó su 'califato'.

Según el acuerdo, que la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, ha descrito como "histórico", las autoridades de EAU entregarán 50,4 millones de dólares (alrededor de 41 millones de euros) para las tareas de reconstrucción.

Azoulay ha manifestado que "es la mayor cooperación en la historia para reconstruir patrimonio cultural en Irak", al tiempo que ha destacado que "es un componente clave de la Iniciativa Revivir el Espíritu de Mosul de la UNESCO".

El proyecto contempla la reconstrucción de puntos clave de la ciudad, entre ellas la mezquita de Al Nuri y su minarete, conocido como Al Hadba, construido hace más de 840 años.

La ministra de Cultura de EAU, Nura al Kaabi, ha afirmado que las autoridades del país "apoyan a los hermanos y hermanas de Irak en su viaje de reconstrucción y desarrollo", según ha recogido la agencia estatal emiratí de noticias, WAM.

Así, ha sostenido que el proyecto de reconstrucción es un "objetivo clave" para "construir un futuro estable y sostenible para todos los iraquíes", antes de destacar que "garantizará el desarrollo social, económico y cultural de las áreas circundantes".

La mezquita fue dinamitada por milicianos de Estado Islámico en junio de 2017 durante la ofensiva de las tropas iraquíes contra el grupo y poco antes de su derrota militar en la ciudad.

Tras ello, el primer ministro de Irak, Haider al Abadi, afirmó que la destrucción de la mezquita "es el anuncio oficial de la derrota de la organización", mientras que el Ejército del país dijo que el grupo había cometido "otro crimen histórico".

La mezquita recibe el nombre de Nuredín al Zangui --líder de la dinastía zanguí que gobernó parte de Siria e Irak como vasallo del imperio selyúcida--, quien ordenó su construcción en 1172. El minarete era la única parte que quedaba de la edificación original y tenía la característica de estar inclinado.

El primer año del proyecto se centrará en la documentación y limpieza del sitio, así como a preparar los planes para su reconstrucción. Los siguientes cuatro años se centrarán en la restauración y reconstrucción de la mezquita, el minarete y los edificios adyacentes.

Los jardines históricos y otros espacios abiertos e infraestructuras de la ciudad son también parte del plan, que contempla la construcción de un museo y un monumento de homenaje.

Para leer más