Irak.- Al Maliki ordena una investigación de los enfrentamientos de la semana pasada en Kerbala

Actualizado 02/09/2007 14:24:35 CET

BAGDAD, 2 Sep. (EP/AP) -

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki ordenó hoy una investigación de los sangrientos enfrentamientos de la pasada semana en la ciudad santa de Kerbala, donde se celebraba una festividad religiosa chií, prometiendo que será llevada a cabo de forma imparcial.

El anuncio se produce horas después de que el clérigo radical chií Muqtada al Sadr pidiera al Gobierno que investigara estos sucesos, de los que las autoridades han responsabilizado a su milicia, el Ejército de Mahdi.

En un comunicado, la oficina de Al Maliki indica que se ha formado un comité de investigación para esclarecer lo ocurrido durante los enfrentamientos, que dejaron más de 50 muertos y cientos de heridos. No obstante, el texto no precisa la composición del comité pero indica que ejercerá sus funciones "de forma neutral y profesional sin dejarse influir por ninguna parte".

Tampoco se ha fijado un plazo para la conclusión de la investigación sino que se precisa que ésta se terminará "lo antes posible".

Al Sadr, que anunció esta semana una suspensión durante seis meses de las actividades del Ejército de Mahdi, había instado hoy a que se lleve a cabo una investigación urgente. "Advertimos al Gobierno y a las partes concernidas de que si no se abre una investigación justa, nos veremos obligados a emprender diferentes medidas", señaló en una declaración leída a AP por su portavoz, Sheik Salah al Obeidi, qué no quiso precisar a qué medidas se refería.

Pese al anuncio de Al Sadr, las fuerzas de seguridad iraquíes han mantenido su presión contra la milicia de éste. En este sentido, la Policía de Nasiriya, al sureste de Bagdad, detuvo hoy a seis sospechosos en redadas coordinadas en varias casas que se cree son usadas por milicianos del Ejército de Mahdi responsables de la reciente violencia en la zona.

Por su parte, el Ejército estadounidense llevó a cabo también redadas en Bagdad ayer contra facción del Ejército del Mahdi, deteniendo a once sospechosos.

En este sentido, la oficina de Al Sadr afirmó en un comunicado que más de 200 seguidores del clérigo han sido detenidos en los tres últimos días en la provincia de Kerbala, lo que hace de la felicitación de Al Maliki de congelar las actividades del Ejército de Mahdi "papel mojado".

Por otra parte, el comandante de la Policía de Kerbala, general de brigada Raid Shaker, dijo que diez policías murieron y otros 20 resultaron heridos en los enfrentamientos de la pasada semana en Kerbala. Además, indicó que 300 personas fueron detenidas y han sido interrogadas por lo ocurrido.