Irán advierte a Polonia de una "grave respuesta" si acoge en febrero una cumbre global sobre Oriente Próximo

Mohamad Javad Zarif
REUTERS / DAVID MDZINARISHVILI - Archivo
Publicado 14/01/2019 12:28:40CET

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Irán ha advertido este lunes a Polonia de una "grave respuesta" en caso de que finalmente acoja en febrero una cumbre global centrada en Oriente Próximo, y particularmente en Irán, desvelada la semana pasada por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

"El gran patrimonio humano y las relaciones entre Irán y Polonia no deben ser ignoradas y destruidas a través de una medida a corto plazo e inútil", ha sostenido el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qassemi.

"Parece que Polonia ha terminado en el camino y las políticas anti-iraníes de la Casa Blanca como resultado de las promesas y presiones de Estados Unidos", ha dicho, en declaraciones concedidas a la agencia iraní de noticias IRNA.

Asimismo, ha recordado que las relaciones entre Teherán y Polonia se retrotraen más de cinco siglos y ha recalcado que Irán acogió a cerca de 120.000 polacos durante la Segunda Guerra Mundial.

Los gobiernos de Estados Unidos y Polonia señalaron el domingo en un comunicado que acogerán de forma conjunta una reunión ministerial para Promover un Futuro de Paz y Seguridad en Oriente Próximo los días 13 y 14 de febrero en Varsovia.

"Tenemos un interés firme y compartido en crear un Oriente Próximo más pacífico y estable", dijeron, antes de agregar que el encuentro "será un foro para los países preocupados por la inestabilidad en la región y que ofrezcan sus valoraciones y ofrezcan ideas para un camino hacia adelante".

Asimismo, destacaron que en el mismo se abordarán varios "asuntos críticos", entre ellos "el terrorismo y el extremismo, el desarrollo y proliferación balística, la seguridad del comercio marítima, y las amenazas que suponen los grupos subsidiarios en la región".

"La comunidad internacional comparte muchas de estas mismas preocupaciones sobre la inseguridad en Oriente Próximo", manifestaron, al tiempo que destacaron que "se trata de una oportunidad de identificar estas preocupaciones, generar consenso, lograr una arquitectura de seguridad más fuerte y llevar a cabo acciones más efectivas para promover la estabilidad".

"CIRCO ANTI-IRANÍ"

Pompeo, quien está en medio de una gira diplomática en Oriente Próximo, había señalado poco antes en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense Fox que la cumbre estaría centrada en Irán y su influencia en la región.

En respuesta, el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Yavad Zarif, criticó al Gobierno polaco por acoger la cumbre. "El Gobierno polaco no puede lavar su vergüenza: mientras Irán salvaba a polacos en la Segunda Guerra Mundial, ahora acoge un desesperado circo anti-iraní", dijo.

"Un recordatorio a los que acogen o participen en la conferencia anti-iraní: los que acudieron al último espectáculo anti-iraní por parte de Estados Unidos ahora están muertos, en desgracia o marginados. Irán es más fuerte que nunca", zanjó en su mensaje en la red social Twitter.

El anuncio sobre la cumbre llegó un día después de que el propio Pompeo diera un discurso desde la capital de Egipto, El Cairo, en el que defendió el papel de Washington en la región y cargó duramente contra Teherán.

Además, el secretario de Estado estadounidense aseguró el martes que el país norteamericano está "redoblando" sus esfuerzos diplomáticos y comerciales para poner una "presión real" sobre Irán.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció en mayo de 2018 la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear, por virtud del cual Irán se compromete a frenar el desarrollo militar de su programa atómico a cambio de la retirada progresiva de las sanciones internacionales.

Los demás firmantes --Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China-- han expresado su deseo de mantener vivo el acuerdo nuclear y la Unión Europea ha adoptado medidas concretas para conseguirlo, pese a lo cual Teherán es escéptico.

Contador