Irán recalca que está preparado para proteger a sus petroleros en aguas internacionales

Una nave de guerra iraní en el Canal de Suez, cerca de Ismailia, en Egipto
REUTERS / STRINGER EGYPT
Publicado 12/11/2018 13:41:59CET

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Armada de Irán ha recalcado este lunes que Teherán está preparado para proteger a sus petroleros en aguas internacionales, después de que Estados Unidos haya pedido a los operadores portuarios que no se les permitiera atracar.

"Causar cualquier problema al transporte y el comercio a través de las vías marinas internacionales es contrario al Derecho Internacional, por lo que esas medidas no sean deseables ni aceptables", ha dicho el vicealmirante Mahmud Musavi, según ha recogido la agencia iraní de noticias Tasnim.

"Las Fuerzas Armadas (de Irán) tienen las capacidades necesarias para proteger sus intereses en diversas áreas", ha advertido, antes de recalcar que "la experiencia demuestra" que el país "ha mantenido su comercio marítimo durante los últimos 40 años a pesar de las amenazas".

Las palabras de Musavi han llegado después de que el representante especial de Estados Unidos para Irán, Brian Hook, resaltara el miércoles que "los petroleros iraníes autoasegurados son un riesgo para los puertos que les permitan atracar y los canales que les permitan transitar".

Así, hizo referencia a la posibilidad de que los países y los operadores portuarios se enfrenten a multas por facilitar las "actividades ilícitas" de Irán si permiten el acceso de barcos iraníes a las vías marítimas e instalaciones portuarias internacionales, tal y como ha informado la agencia británica Reuters.

El Gobierno de Estados Unidos volvió a imponer el 5 de noviembre sus sanciones contra la exportación de petróleo y el sector financiero de Irán, en un intento por aumentar la presión económica contra Teherán para que limite su programa nuclear y de misiles y así poder minar su creciente influencia militar y política en Oriente Próximo.

La medida implicará la restauración de las sanciones estadounidenses que fueron levantadas como parte del acuerdo nuclear negociado por la Administración del expresidente Barack Obama. También suponen un total de 300 designaciones nuevas contra el sector petrolero, comercial y baquero de Irán.

Trump anunció en mayo que su Administración iba a retirarse del acuerdo nuclear con Irán, que calificó de ser el "peor" tratado jamás firmado por Estados Unidos. El resto de países firmantes, incluidos Reino Unido, Francia, Alemania, China y Rusia, han asegurado que no van a retirarse.