Publicado 07/01/2022 14:28CET

Irán reconoce como "mártires" a más de 70 víctimas iraníes del avión de pasajeros derribado en enero de 2020

Archivo - Lugar del siniestro de un avión ucraniano derribado por error por Irán tras su despegue desde la capital, Teherán
Archivo - Lugar del siniestro de un avión ucraniano derribado por error por Irán tras su despegue desde la capital, Teherán - Foad Ashtari/dpa - Archivo

Recalca que los extranjeros no serán considerados como "mártires", lo que allana la entrega de compensaciones

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Irán han anunciado este viernes que declaran como "mártires" a más de 70 de las víctimas del avión derribado en enero de 2020 tras despegar del aeropuerto de Teherán, lo que allana el proceso para la entrega de compensaciones a las familias.

El jefe de la Fundación de Asuntos de Mártires y Veteranos de Irán, Amirhosein Ghazizadé Hashemi, ha indicado que la decisión afecta a 73 de los 133 iraníes muertos por el derribo del vuelo PS 752 de Ukraine International Airlines.

Así, ha destacado que la organización mantendrá su coordinación con las familias del resto de víctimas en el suceso para determinar si son consideradas "mártires", antes de indicar que los extranjeros fallecidos en el suceso no serán considerados como tales.

Por otra parte, ha expresado su deseo de que los procedimientos legales en torno al incidente lleguen a su fin y que los responsables del derribo sean identificados para dar satisfacción a las familias de las víctimas, según ha recogido la agencia iraní de noticias IRNA.

Durante la jornada del jueves, el Grupo Internacional de Coordinación y Respuesta para las víctimas del vuelo --integrado por Canadá, Suecia, Ucrania y Reino Unido-- publicó un comunicado destacando que las familias "merecen transparencia, justicia y rendición de cuentas por esta condenable tragedia".

"Como un grupo de estados que han sido especialmente afectados por las violaciones del Derecho Internacional por parte de Irán, hemos unido nuestros esfuerzos para garantizar que se respetan los intereses de las víctimas y sus familias y que hay respeto por el Estado de Derecho", destacó el grupo.

En este sentido, recordó que han pedido a Irán que "participe en negociaciones de buena fe para cumplir sus obligaciones legales" y pagar compensaciones, antes de criticar que Teherán comunicara el 27 de diciembre que "no ve la necesidad de negociar con el grupo".

"Tras aceptar inicialmente interactuar con el grupo durante nuestra primera ronda de negociaciones el 30 de julio de 2020, Irán ha rechazado de forma categórica nuevas negociaciones sobre nuestra demanda colectiva para reparaciones", dijo.

"Está claro que Irán sigue evitando sus responsabilidades legales internacionales, incluida la negativa a negociar con el grupo y proceder a compensaciones totales por sus acciones. No aceptaremos esta afrenta a la memoria de 176 víctimas inocentes", advirtió.

Por ello, el grupo desveló que "se centrará a partir de ahora en acciones a adoptar para resolver este asunto en línea con el Derecho Internacional" y mostró su unidad a la hora de que "Irán rinda cuentas por las acciones y omisiones de sus funcionarios civiles y militares, que llevaron al derribo ilegal del vuelo PS 752".

El suceso tuvo lugar el 8 de enero de 2020, cuando la Guardia Revolucionaria derribó el avión con misiles lanzados por error poco después de despegar del aeropuerto internacional de Teherán, acabando con la vida de las 176 personas a bordo, incluidos 55 canadienses y 30 residentes permanentes.

Las autoridades de la República Islámica informaron en un primer momento de que se trataba de un accidente aéreo, pero días después se vieron obligadas a rectificar y reconocieron que la aeronave fue derribada por la Guardia Revolucionaria.

A bordo de la aeronave derribada había personas procedentes de Ucrania, Irán, Canadá, Afganistán, Reino Unido y Suecia. En su informe final sobre el derribo, la Agencia de Aviación Civil de Irán atribuyó lo sucedido a un "error humano" y señaló que un fallo de funcionamiento del sistema radar provocó problemas de comunicación con la unidad militar que lanzó los misiles.

El incidente se enmarcó en un aumento de las tensiones después de que días antes muriera el general iraní Qasem Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, en un bombardeo estadounidense en el aeropuerto de la capital de Irak, Bagdad.

Contador

Para leer más