Isabel II recibe a Trump en el Palacio de Buckingham en el arranque de su visita de Estado

439724.1.644.368.20190603142318
Vídeo de la noticia
Publicado 03/06/2019 14:23:18CET

LONDRES, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La reina Isabel II ha recibido al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el Palacio de Buckingham, lo que supone el arranque oficial de la visita de Estado que el mandatario norteamericano realiza a Reino Unido, precedida de todo tipo de polémicas.

Trump y su esposa, Melania, que habían aterrizado este lunes a bordo del Air Force One en el aeropuerto de Stansted, han llegado en helicóptero hasta los jardines del palacio real, donde han sido recibidos en un primer momento por el príncipe Carlos y su mujer, Camilla.

Ya a las puertas del palacio les ha esperado la reina, anfitriona de una comida privada que supone el inicio de una batería de actos que no incluye este lunes ningún encuentro bilateral entre Trump y la primera ministra británica, Theresa May. La agenda de la primera jornada tendrá como punto álgido una cena oficial marcada por las ausencias de la oposición política.

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha aprovechado la llegada del mandatario norteamericano para dar su apoyo a las protestas convocadas para el martes, "una oportunidad para demostrar solidaridad con todos a los que (Trump) ha atacado en Estados Unidos, en el mundo y en nuestro país".

Corbyn ha recordado que los ataques se han prolongado hasta "esta mañana", en alusión a los reproches lanzados por Trump contra el alcalde de Londres, Sadiq Khan. Trump le tachó de "perdedor" en respuesta a unas declaraciones de Khan en la que alertaba de la amenaza que representa Trump y lo comparaba con líderes ultraderechistas.

Un portavoz de Downing Street ha evitado valorar esta polémica, asegurando que se trata de un asunto entre Trump y Khan en el que no tiene por qué intervenir el Gobierno, según la BBC. Tampoco se ha pronunciado de forma clara sobre las alusiones del inquilino de la Casa Blanca al Brexit y ha recordado que las negociaciones futuras corresponderán a quien lleve las riendas del Ejecutivo una vez se concrete la dimisión de May.

Trump ha hablado públicamente en favor del exministro de Exteriores Boris Johnson, candidato a suceder a May, y del líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, de quien dijo incluso que debería implicarse en el diálogo con la UE. El presidente de Estados Unidos también aconsejó a Reino Unido optar por un divorcio sin ningún tipo de acuerdo con la UE.

La Comisión Europea, que ha insistido en reiteradas ocasiones que no renegociará el acuerdo que está ahora sobre la mesa, ha evitado pronunciarse sobre la posibilidad de un Brexit duro. "Absolutamente nada que decir", ha respondido este lunes en Bruselas el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.

Contador