Publicado 22/06/2020 18:34:43 +02:00CET

Israel aprueba incrementar la cuantía de las multas por no usar mascarilla ante el repunte de casos de coronavirus

Personas con mascarilla en Israel durante la pandemia de coronavirus
Personas con mascarilla en Israel durante la pandemia de coronavirus - Ilia Yefimovich/dpa - Archivo

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Israel ha aprobado este lunes incrementar la cuantía de las multas impuestas a aquellos que no cumplan la normativa de usar la mascarilla en espacios públicos hasta los 500 shekels (cerca de 130 euros), ante un drástico repunte de los contagios por coronavirus tras el inicio del proceso de desescalada en el país.

La decisión ha sido adoptada por el comité ministerial 'ad hoc', si bien aún debe ser aprobada por el Parlamento, según ha informado el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha indicado durante la reunión que se iba a discutir un "aumento drástico" de la aplicación de las restricciones, incluidas las multas, antes de repetir su advertencia de prohibir nuevamente las reuniones de grandes grupos de personas.

"Es un paso muy drástico, pero sugiero que lo consideremos", ha manifestado. "Veremos si lo necesitamos y cuándo lo necesitamos, ya que por supuesto tiene implicaciones para algunas restricciones que ya han sido retiradas", ha explicado.

Por su parte, el subcomisario de la Policía Ziv Sagiv ha recalcado que las inspecciones aumentarán para garantizar el cumplimiento de las medidas de prevención, incluido el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

"Estaremos en centros comerciales, campos de fútbol y playas", ha dicho, al tiempo que ha resaltado que las operaciones "serán llevadas a cabo en las calles, allá donde sea necesario". "Si tenemos que subir a autobuses, subiremos a autobuses. Estableceremos puestos de control, vigilaremos los taxis, las discotecas", ha añadido.

El país ha registrado un incremento de los contagios desde que inició a mediados de marzo un proceso de desescalada debido al impacto económico de los confinamientos y otra serie de restricciones impuestas en un primer momento frente a la COVID-19.

Las autoridades israelíes confirmaron el viernes cerca de 350 nuevos casos de coronavirus, el máximo diario desde finales de abril, una cifra con la que se supera la barrera de los 20.000 contagios en el país asiático. Hasta la fecha han sido confirmados 20.869 casos y 307 fallecidos.

En este sentido, Netanyahu descartó el 18 de junio una mayor reapertura de la economía. "No hay duda de que hay que limitar la enfermedad. (La tasa de contagios) Está aumentando otra vez", señaló, antes de agregar que las autoridades "harán lo que sea necesario, igual que cuando la pandemia golpeó el país por primera vez".

Netanyahu manifestó que "no hay duda de que es necesario detener la enfermedad" y arguyó que "no hay sustituto a un cambio de los hábitos públicos". "Tenemos que aplanar nuevamente la curva y daremos los pasos necesarios para detener este repunte", remachó.

Contador

Para leer más