Johnson responde a Bruselas que no designará comisario hasta después de las elecciones en Reino Unido

Publicado 14/11/2019 10:35:59CET
El primer ministro británico, Boris Johnson, en una imagen de archivo

BRUSELAS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha respondido este jueves a la futura presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que el Gobierno británico no designará ningún candidato a comisario europeo, como le reclama la Unión Europea, hasta que se celebren en Reino Unido las elecciones del 12 de diciembre.

"Hemos escrito a la Unión Europea para confirmar que las directrices preelectorales establecen que Reino Unido no debería normalmente presentar candidaturas a cargos internacionales durante este periodo", han explicado a Europa Press fuentes del Gobierno británico.

La Unión Europea insiste en que entre las obligaciones de Reino Unido como Estado miembro está no alterar el buen funcionamiento de las instituciones europeas, algo que Londres sostiene que quiere evitar y se muestra dispuesta a cooperar para no bloquear la formación de la nueva Comisión.

Aunque el Ejecutivo comunitario se resiste a aclarar oficialmente si Von der Leyen y su equipo podrían tomar posesión a pesar de la baja británica, los servicios legales de la UE estudian las opciones que permitan arrancar la nueva legislatura a Veintisiete, según diversas fuentes europeas.

En las últimas semanas, Von der Leyen ha enviado hasta dos cartas a Londres instando a Johnson a presentar "uno o varios nombres" de candidatos a comisario "cuanto antes", dado que la conservadora alemana necesita un representante británico para cerrar la estructura de su Colegio de Comisarios y someterlo al examen de la Eurocámara.

El nuevo Ejecutivo comunitario debía haber tomado el relevo del de Jean-Claude Juncker el primer día de noviembre, pero el retraso en la confirmación de varios aspirantes obligaron a la UE a retrasar la investidura de la nueva Comisión hasta el 1 de diciembre.

Los Veintisiete concedieron el pasado septiembre una nueva prórroga a Reino Unido para retrasar el Brexit hasta el 31 de enero de 2020, pero lo hizo recordando a Londres que mientras el país siguiera siendo parte del club comunitario tendría que cumplir también con sus "obligaciones" de Estado miembro, incluida la de designar a un nuevo comisario.

Londres renunció el pasado verano a tener un representante en la nueva Comisión porque estaba previsto que el Brexit se produjera antes de que tomara posesión el Colegio de Comisarios de Von der Leyen, pero el cambio de calendario le obliga a hacerlo ahora. Con la carta recibida por Bruselas la pasada noche, los británicos no renuncian pero aplazan su designación.

Londres, por su parte, defiende que en ningún caso pretende frustrar el buen funcionamiento de las instituciones europeas pero que las reglas electorales en Reino Unido no permiten actuar de otro modo.

Contador