El juicio contra Mursi comenzará el 4 de noviembre

Actualizado 17/12/2013 21:33:55 CET

El juicio contra Mursi comenzará el 4 de noviembre

Por incitar a la violencia

Actualizado 17/12/2013 21:33:55 CET

EL CAIRO, 9 Oct. (Reuters/EP) -  

El juicio contra el anterior presidente de Egipto, Mohamed Mursi, y otros líderes del movimiento islamista Hermanos Musulmanes por la muerte y la tortura de manifestantes en diciembre de 2012 comenzará el próximo 4 de noviembre, según han informado fuentes judiciales al diario estatal egipcio 'Al Ahram'.

Mursi, que fue desalojado del poder por un golpe de Estado militar el pasado 3 de julio, y otros siete altos cargos de Hermanos Musulmanes serán juzgados por la muerte de manifestantes y las torturas sufridas por los congregados en el exterior del palacio presidencial de El Cairo el 5 de diciembre de 2012.

En esas movilizaciones murieron al menos diez personas en enfrentamientos entre agentes de Policía y manifestantes que protestaban contra el decreto presidencial que permitió a Mursi ampliar sus competencias.

Entre los acusados en este caso figuran los dirigentes de Hermanos Musulmanes Mohamed el Beltagi y Essam el Erian, el vicepresidente del partido Libertad y Justicia, el brazo político del movimiento islamista.

Mursi, que también afronta cargos relacionados con su huida de prisión durante la revolución de 2011, ha estado detenido en un lugar secreto desde que fue derrocado por militares el 3 de julio, en medio de multitudinarias manifestaciones que exigían su renuncia.

El pasado mes de julio, un tribunal ordenó la detención de Mursi para ser interrogado por su supuesta colaboración con milicianos palestinos para escaparse de prisión y para lanzar ataques contra la Policía durante la revolución que acabó el 11 de febrero de 2011 con el mandato del hasta entonces presidente, Hosni Mubarak.

Desde su destitución, las fuerzas de seguridad han puesto en marcha una campaña contra altos cargos de Hermanos Musulmanes, en la que han arrestado a la mayoría de los altos cargos de más alto nivel de Hermanos Musulmanes, incluido su líder supremo, Mohamed Badie. Desde el 3 de julio, más de 2.000 islamistas han sido detenidos en los dos últimos meses.