Actualizado 15/11/2016 14:20 CET

Juncker cree que la campaña de Trump fue "asquerosa" y le preocupa que lleve a cabo sus promesas

Jean-Claude Juncker
VINCENT KESSLER/REUTERS

BRUSELAS, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

ASÍ ES BREITBART, EL POLÉMICO MEDIO QUE DIRIGÍA STEPHEN BANNON, ÚLTIMO FICHAJE DE TRUMP

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha definido este martes como "perfectamente asquerosa" la campaña del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales en Estados Unidos, al tiempo que ha admitido que le "preocupa" que ponga en práctica sus promesas.

"Me preocupa que, aunque me cuesta imaginarlo, tal vez debería hacerlo, el presidente electo pusiera en práctica todo lo que ha dicho durante la campaña electoral, que, por cierto, he encontrarlo perfectamente asquerosa", ha declarado Juncker, en una entrevista a la radio belga RTL recogida por Europa Press.

El jefe del Ejecutivo comunitario se ha preguntado sobre las "intenciones reales" de Trump en lo que las relaciones transatlánticas y política comercial se refiere, y si una vez asuma el cargo de presidente cederá a las promesas de "aislamiento total" que ha anunciado en campaña.

En cualquier caso, el exprimer ministro luxemburgués ha dicho que no cree que Trump "ponga fin a las relaciones" entre las Unión Europea y Estados Unidos, dos socios cuya alianza, ha recalcado, es "necesaria para la estabilidad" global.

Aunque sí cree posible que sea necesario llevar a cabo un análisis en detalle de las relaciones bilaterales en lo que afecte a la seguridad o la defensa, en función del camino que emprenda el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Finalmente, Juncker se ha referido a sus últimas declaraciones en las que apuntaba a que el nuevo presidente necesitará al menos dos años para entender las relaciones con la Unión Europea, si bien ha matizado que es un problema que en su vida como político ha encontrado con "todos los presidentes de Estados Unidos".

"Sus primeros años se dedican a la política interna. Siempre es así con los nuevos presidentes, pasó igual con Clinton, con Bush y con Obama", ha justificado. Así ha incidido en que no es hasta el final del primer mandato o incluso el inicio del segundo cuando los sucesivos mandatarios estadounidenses se han "acercado más" a Europa.