Publicado 08/02/2018 00:47CET

Kabila no se presentará a la reelección en las elecciones previstas para diciembre en RDC, según su portavoz

Joseph Kabila
REUTERS / KENNY KATOMBE

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Lambert Mende, portavoz de la Presidencia de República Democrática del Congo (RDC), ha asegurado este miércoles que el mandatario, Joseph Kabil, no se presentará a las elecciones previstas para este año.

Mende, quien es además ministro de Comunicaciones, ha recalcado que Kabila nunca ha tenido intención de buscar un tercer mandato o nombrar a un candidato para representar sus intereses en los comicios previstos para diciembre.

"Esto no es un reino, donde un rey apunta a un heredero. Es una república democrática", ha subrayado, en declaraciones concedidas al diario británico 'The Guardian'.

La semana pasada, el propio Mende indicó en declaraciones a la emisora estadounidense Voice of America que el presidente del país se pronunciaría en julio sobre el candidato de su preferencia de cara sucederle.

La comisión electoral de RDC anunció la semana pasada que concluyó el registro de votantes para los próximos comicios, en los que se pondrá fin a la era de Kabila, que ya debía haber abandonado el cargo a finales de 2016.

En total, algo más de 46 millones de personas se han registrado para participar en dicho proceso, un doce por ciento más de lo esperado, según el jefe de la comisión electoral, Corneille Nangaa. Los datos, sin embargo, no están cerrados a la espera del registro en el exterior, que comenzará en julio.

La comisión "trabaja para garantizar que las elecciones tengan lugar el 23 de diciembre", según dijo Nangaa, que tiene entre sus cometidos coordinar un proceso marcado desde antes de su inicio por las tensiones políticas y sociales.

Estas tensiones se recrudecieron después de que Kabila, que ocupa la Presidencia desde 2001, se negase a renunciar al cargo una vez que había expirado formalmente su actual mandato en diciembre de 2016.

Los constantes retrasos han sumido el país en el caos y en la violencia política, que se ha cobrado las vidas de decenas de personas y causado que partes del país hayan acabado en manos de insurgentes que han amenazado con seguir la lucha hasta que el presidente abandone el poder.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas reclamó a finales de noviembre al Gobierno de RDC que celebre elecciones en diciembre de 2018, tal y como contempla el último calendario publicado por la comisión electoral del país africano.

Días antes, la Conferencia Episcopal Nacional de Congo (CENCO) había reclamado a Kabila que anuncie públicamente que no será candidato a las próximas elecciones, en medio de la crisis política en el país africano.

Durante los últimos meses, decenas de personas han sido detenidas en manifestaciones convocadas por organizaciones civiles --y respaldadas por la principal coalición opositora, la Plataforma-- para reclamar la dimisión de Kabila.

La CENCO se ha mostrado muy crítica con las autoridades en las últimas semanas después de la violenta represión de varias protestas convocadas por organizaciones laicas del país.

A mediados de enero, el organismo denunció que las autoridades del país africano están detrás de una "campaña de intoxicación y desinformación destinada a la difamación" contra la jerarquía católica.