Kim Jong Un regresa en tren a Corea del Norte tras reunirse en Pekín con el presidente de China

Kim Jong Un, en su visita a China
-/kcna/dpa
Publicado 09/01/2019 9:29:24CET

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha emprendido este miércoles el regreso en tren a su país tras haberse reunido en Pekín con el presidente de China, Xi Jinping, con la vista en la posibilidad de organizar una nueva cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El tren especial de la delegación gubernamental norcoreana ha salido desde una estación ferroviaria de Pekín a las 14.08 horas con el líder de Corea del Norte a bordo, tras la despedida con las autoridades chinas. Se espera que el convoy llegue a Corea del Norte el jueves por la mañana.

Kim llegó a la capital china el martes y horas después participó en una cumbre con el presidente de China. Los detalles del encuentro no se han desvelado. Tras las conversaciones, Xi ofreció una recepción a Kim, con motivo de su trigésimoquinto cumpleaños.

Este miércoles, Kim ha visitado a una fábrica farmacéutica situada en la zona de desarrollo tecnológico y económico en la capital china. Fuentes consultadas por Yonhap han dicho que pasó unos 30 minutos en la planta, operada por Tong Ren Tang. Antes de dirigirse a la estación ferroviaria, Kim ha almorzado con Xi.

El líder norcoreano ha estado acompañado en su viaje por su mujer, Ri Sol Ju, además de altos cargos gubernamentales, incluidos los ministros de Exteriores y de Defensa, Ri Yong Ho y No Kwang Chol. Su hermana menor, Kim Yo Jong, también ha formado parte de la delegación norcoreana.

El viaje de Kim a China, el cuarto que realiza desde que llegó al cargo a finales de 2011 por la muerte de su padre, Kim Jong Il, ha llegado en un momento en el que se especula con la posibilidad de que se organice una nueva cumbre entre Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En su discurso de Año Nuevo, Kim alertó de que podría tomar otro rumbo si Estados Unidos decide volver a la estrategia de presión y las sanciones contra Corea del Norte y dejó abierta la puerta al diálogo con las autoridades norteamericanas y a un nuevo encuentro cara a cara con Trump. Además, pidió nuevas conversaciones multilaterales entre los firmantes de la tregua que puso fin a la guerra de Corea (1950-53), un tema que podría haber abordado en su visita a China.

Contador