Kosovo.- Serbia advierte de que la independencia de Kosovo podría dar paso a una nueva crisis en los Balcanes

Actualizado 24/08/2007 20:32:11 CET

OSLO, 24 Ago. (EP/AP) -

El ministro de Asuntos Exteriores serbio, Vuc Jeremic, advirtió hoy en la capital noruega de que la independencia de Kosovo, provincia técnicamente serbia pero administrada por la ONU desde 1999, podría alentar una nueva crisis en los Balcanes, como ocurrió en la década de los 90, en vísperas de que la semana próxima se reanuden las negociaciones entre serbios y albano-kosovares para acordar el marco estatutario para Kosovo, y cuya mayoría bosniaca exige la independencia del territorio.

"Tenemos una historia de unilateralismo en los Balcanes, sabemos los resultados de lo que ocurrió en los años 90 y esperamos que no se repitan los errores del pasado", subrayó Jeremic, quien aseguró que el Ejecutivo de Belgrado quiere un compromiso, pero no, dijo, uno que avale la independencia de su provincia, algo que "Serbia rechaza", insistió.

En rueda de prensa, junto al ministro de Asuntos Exteriores noruego, Jonas Gahr Stoere, el jefe de la Diplomacia serbia reiteró la postura de su Gobierno: "No podemos aceptar nada que se traduzca en una infracción contra el territorio o la soberanía de Serbia".

Ante el temor de que las autoridades albano-kosovares declaren la independencia de Kosovo de forma unilateral, Jeremic advirtió de que ése "sería un paso muy, muy peligroso" porque, a su juicio, "cualquier acto unilateral desestabilizaría seriamente la región".

El próximo jueves se reanudarán en Viena las negociaciones entre las partes, después de que la ONU extendiera el periodo de diálogo entre las mismas en 120 días, a fin de darles tiempo para consensuar un marco estatutario de común acuerdo para Kosovo, después de que Belgrado rechazara el plan que elaboró el enviado especial de la ONU para Kosovo, el finlandés Martti Athisaari, que avaló la independencia tutelada por la comunidad internacional para Kosovo.