Lavrov advierte tras ver a Pompeo que una intervención militar de EEUU en Venezuela sería "catastrófica"

Arctic Ministerial meeting in Finland
Vesa Moilanen/Lehtikuva/dpa
Actualizado 06/05/2019 22:21:28 CET

MOSCÚ, 6 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha advertido este lunes tras reunirse en Finlandia con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, que una acción militar estadounidense en Venezuela sería "catastrófica".

"Nos oponemos rotundamente a las acciones militares dondequiera que sean que violen el Derecho Internacional. El uso de la fuerza puede ser autorizado solo por el Consejo de Seguridad de la ONU o puede emplearse en respuesta a una agresión contra un Estado soberano: Nada similar se observa en Venezuela", ha afirmado Lavrov desde Rovaniemi tras su encuentro con Pompeo.

En ese sentido, Lavrov ha explicado que no cree que haya apoyo a la solución militar entre sus colegas estadounidenses, ni europeos, ni latinoamericanos, un escenario que en cualquier caso sería "catastrófico".

Lavrov ha sido interrogado además por si Pompeo ha reiterado su polémica frase de que "Rusia debe salir de Venezuela", pero el jefe de la diplomacia rusa ha destacado que el encuentro ha sido productivo, ya que intentaron no concentrarse en todo aquello que se dice en espacio público, sino "en la política real". "Y lo logramos", ha valorado.

Pompeo y Lavrov se han reunido aprovechando la convocatoria del Consejo Ártico en una cita que según el responsable ruso ha permitido "avances razonables" en lo que respecta a estabilidad nuclear estratégica.

Además, Lavrov ha apuntado que el presidente ruso, Vladimir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, tendrán ocasión de reunirse más adelante.

Por su parte, Pompeo ha destacado la "buena conversación" mantenida con Lavrov. "Ha sido una buena conversación. Hemos hablado de muchos temas", ha explicado Pompeo en declaraciones a la prensa recogidas por la agencia de noticias Reuters.

"Es evidente que tenemos intereses distintos (...). Había un deseo de empezar a intentarlo y buscar vías para lograr avances reales en sitiios en los que tenemos intereses sobrepuestos y espero que podamos lograrlo", ha argumentado.

La crisis venezolana se agravó el 10 de enero, cuando Maduro inició un segundo mandato que ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional reconocen porque consideran que las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo fueron un fraude. El 23 de ese mismo mes el presidente de turno de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela.

Contador